El trigo sumará 2 millones de toneladas más este año

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que la producción nacional de trigo alcanzaría las 13 millones de toneladas en la presente campaña, superando por más de dos millones de toneladas a la cosecha 2015/16.
Hace un año, la producción triguera cerró en 10,9 millones de toneladas, según la entidad rosarina, por lo que el crecimiento interanual sería del 19,2 por ciento. 
Estos datos forman parte del informe mensual de estimaciones para todo el país, en el que se proyecta una siembra de 19,6 millones de hectáreas de soja 2016/17.
Más siembra
El principal factor es que la siembra se incrementó en 500 mil hectáreas, de 3,9 a 4,6 millones, mientras que el rinde estimado es prácticamente el mismo que el del ciclo pasado: 29,2 quintales por hectárea.
En Córdoba, la Bolsa de Cereales local ubicó el aumento del área triguera en 23 por ciento e informó que el 86 por ciento de los cultivos está en estado bueno a muy bueno, además de tener baja incidencia de plagas y enfermedades. 
La entidad rosarina ratificó que “en las principales regiones trigueras se mantienen las condiciones buenas a muy buenas para el cultivo” y que “se mantienen adecuadas condiciones de sanidad”. 
“También se han reforzado las fertilizaciones y se observan buenos niveles de desarrollo, incluso en los lotes trigueros de zonas mediterráneas, que empiezan a recibir a tiempo el auxilio de las lluvias”, agrega el reporte. 
En Córdoba
La GEA subraya que “han sido muy importantes las lluvias registradas en la provincia de Córdoba. La falta de agua acechaba a la región del sur-oeste de la provincia. El cereal comienza a transitar el período crítico de espigazón y floración. Este arribo de lluvias ha sido fundamental para el trigo y la provincia tiene buenas posibilidades este año de expresar rindes superadores”.
El Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, por su parte, indica, para el Centro-Norte de Córdoba, que el cereal transita etapas de encañazón y espigazón, dependiendo de la fecha de siembra. Además, menciona que “la presión de sanidad es normal, realizándose aplicaciones para el control de roya y mancha amarilla”. 
De todos modos, destaca que en el sur provincial se relevaron tormentas fuertes con caída de granizo que podrían generar daños importantes sobre lotes que ya habían diferenciado las espigas. “Si bien al cierre del presente informe los productores locales no habían cuantificado las posibles pérdidas, no se descarta la posibilidad de registrar una disminución en el potencial del rendimiento en los lotes afectados”, advierte la entidad porteña.
Por último, las Estimaciones Agrícolas que semanalmente publica el Ministerio de Agroindustria subraya la presencia de “algo de pulgón y unos pocos lotes con enfermedades foliares que son tratados con fungicidas pero nada preocupante”, en la zona de Laboulaye; y también alerta sobre la pedrea que recibieron las zonas rurales de Huinca Renancó y Jovita, aunque por ahora sin evaluación de daños. 
En Marcos Juárez, Agroindustria señala un estado general “bueno” de los cultivos, y que los rindes estarán en línea con la media histórica (32-34 quintales por hectárea), aunque dependiendo del historial del lote: si estuvo anegado este año o no. 
En Río Cuarto, los trigos comenzaron a florecer y necesitan mayor humedad y fertilización nitrogenada, “ya que se nota la deficiencia por los excesos de agua en la campaña anterior”, concluye Agroindustria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here