Tras las elecciones primarias a gobernador en Salta donde se impuso el candidato del Frente para la Victoria, Juan Manuel Urtubey, y a menos de una semana de la contienda electoral en la Ciudad, el mercado financiero arrancó la semana sin ningún sobresalto.
 
El Riesgo País, en este sentido, mantuvo este lunes su tendencia a la baja: cerró en 562 puntos básicos, acumulando un retroceso del 10 por ciento en estos primeros días de abril, considerando que el 3 da abril se había ubicado en los 625 puntos. La caída actual se suma a la registrada durante el primer trimestre de este año de 14,5 por ciento.
 
Es que las calificadoras internacionales de riesgo -como Moody’s, Standard Poor’s y JP Morgan- consideran que cada vez es menos riesgoso invertir en la Argentina, pese a ”riesgo” político que presupone un recambio de gobierno y a que el país aún no cerró su conflicto con los fondos buitre, que cuentan con un fallo judicial a favor para cobrar 1.330 millones de dólares.
 
Distintos analistas sostienen que la baja de ese índice se debe a diferentes factores: el mercado confía en un pronto acuerdo con los fondos buitre; el país demostró una capacidad real de pago de deuda , pese a los embates de los holdouts; y el recambio de gobierno, previsto para diciembre de 2015.
 
El economista de la consultora Econométrica, Ramiro Castiñeira, indicó que ”la baja del riesgo país está vinculada a diversos factores pero principalmente a los fondos buitres. Con el vencimiento de la clausura RUFO desapareció el temor de que se vuelva a caer algún pago”.
 
El economista Ernesto Mattos, por su parte, destacó que ”la baja es similar al retroceso anual de 2010 que fue del 16% y del 2013 cuando el riesgo país cerró el año con una baja de 14,9%. Incluso en el punto más alto de la confrontación con los fondos buitres el riesgo país seguía manteniendo su tendencia a la baja. La estabilidad actual es producto de una estabilidad macroeconomica que no tuvo sobresaltos, aun con la crisis 2008”.
 
Estas razones también mueven a los inversores extranjeros a apostar en la Argentina.
 
Desde el Estudio Broda, señalaron que ”el interés de los inversores por activos locales ha aumentado ante la expectativa de que probablemente la Argentina se encamine hacia mayores rectificaciones saludables para el futuro después del 10 de diciembre”.
 
Marcelo Capello, del Instituto Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) consideró que ”se trata de fondos que buscan posicionarse en activos financieros, acciones de empresas argentinas, bonos del Gobierno, aprovechando su bajo precio relativo en el primer caso, y las perspectivas de que Argentina arregle finalmente con los holdouts en el segundo. Ambos fenómenos están atados al próximo recambio de gobierno, y la alta probabilidad que la nueva administración tenga una visión más amigable hacia la economía de mercado”.

El analista de Pataconet Omar Russo destacó que ”efectivamente parecería ser que el mercado se anticipa a lo que sería un cambio de política rotundo, especialmente si las encuestas tienen razón y Macri accede a la administración a partir de diciembre. Algo parecido ocurrió luego de que Massa ganara en 2013”.

Augusto Posleman, de Portfolio Personal, aseguró que ”el flujo de fondos para compra de bonos y acciones va a seguir subiendo mucho más a medida que nos vayamos acercando a las PASO y se estén perfilando los candidatos presidenciales”.
Qué es el Riesgo País

El Riesgo País es un índice que intenta medir el grado de riesgo que genera un país para las inversiones extranjeras. Los inversores, al momento de realizar sus elecciones de dónde y cómo invertir, buscan maximizar sus ganancias, pero además tienen en cuenta el riesgo, esto es, la probabilidad de que las ganancias sean menor que lo esperado o que existan pérdidas.

Es un indicador simplificado e imperfecto de la situación de un país, que utilizan los inversores internacionales como un elemento más cuando toman sus decisiones.

Se trata de la sobretasa que paga un país por sus bonos en relación a la tasa que paga el Tesoro de Estados Unidos. Es decir, es la diferencia que existe entre el rendimiento de un título público emitido por el gobierno nacional y un título de características similares emitido por el Tesoro de los Estados Unidos.

Es calculado por distintas entidades financieras, generalmente calificadoras internacionales de riesgo. Las más conocidas son Moody’s, Standad & Poor’s, y J.P. Morgan. También existen empresas que calculan el riesgo país, como Euromoney o Institucional Investor. Cada una de ellas tiene su propio método, pero usualmente llegan a similares resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here