El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, rechazó hoy que vaya a haber una devaluación como la de enero y aseguró que el tipo de cambio no está atrasado, pese a lo que afirman algunos analistas económicos y representantes de los sectores económicos más concentrados, a los que acusó de haber apostado a una nueva depreciación del peso.

”Hubo un intento muy claro de algunos sectores que apostaron a una nueva devaluación de la moneda”, afirmó Vanoli en diálogo con Página 12, y apuntó principalmente contra bancos y productores agropecuarios de gran escala. ”Muchos bancos pretendieron instaurar una cotización implícita, un valor referencia al margen del oficial, como si se tratara de un banco central paralelo, desafiando el poder de la autoridad monetaria”, sostuvo, y agregó: ”Por otro lado, pese a una cosecha récord y precios internacionales altos, la liquidación de divisas de cerealeras y aceiteras se redujo, también como una forma de apuesta para debilitar al Gobierno. Pero los precios cayeron, no hubo devaluación y no les resultó buen negocio”.

LEÉR MÁS  Un nuevo operador de telefonía móvil llega a Mendoza

Para evitar esas presiones devaluatorias, según el mtitular del BCRA, ”lo primero es desalentar esas expectativas”. ”Desde los distintos organismos de regulación estamos trabajando para desarmar los factores que estimulaban esas expectativas”, explicó, y añadió: ”Se están tomando todos los pasos, no sólo para estabilizar el mercado cambiario sino también para generar las condiciones para acelerar la liquidación de los exportadores”.

Según el funcionario, el tipo de cambio en Argentina no está atrasado, como aseguran algunos analistas económicos de corte liberal y representantes de grupos empresarios, en especial los vinculados a la actividad agropecuaria. ”Si tomamos el tipo de cambio multilateral real, deflactado por el índice de salarios, para evitar discusiones por el índice de precios, nos da que estamos por encima no sólo respecto de diciembre de 2001, en un 50 por ciento, sino además contra la corrección cambiaria del mes de enero de este año, en un 7 por ciento”, afirmó.

LEÉR MÁS  La industria vitivinícola confía en recuperar mercados

En cuanto a esa devaluación de principio de año, Vanoli evaluó que ”en un país que no sea la Argentina, se entiende que una corrección cambiaria podría ser un mecanismo para mantener la competitividad”, auqne reconoció que ”con la idiosincrasia argentina, con una devaluación como la que quieren volver a forzar los sectores concentrados, todo lo que aumente el tipo de cambio será acompañado por un aumento de precios, pese a los esfuerzos que haga el Estado para evitar abusos”.

”Las reservas están para ser usadas”

LEÉR MÁS  La inflación de noviembre fue de 1,3% en la provincia

Consultado sobre las estimaciones en torno a las reservas del Central, que cerrarían el año en el orden de los 25 mil millones de dólares, el presidente de la entidad explicó que ”hay una disposición muy clara del Gobierno de que las reservas están para ser usadas” y, en ese sentido, afirmó que ”el Gobierno no tiene ningún temor, en una situación tan particular como la actual, en pagar deuda con reservas”. No obstante, consideró que ”una estimación del orden a los 25 o 26 mil millones no toma en cuenta un incremento en la liquidación de los exportadores como la que estamos previendo para el cuarto trimestre y tampoco toma en cuenta que se active el swap con el Banco Popular de China”, que estima que estará operativo en noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here