El Merval subió 5,7%

El S&P Merval rebotó ayer 5,7% a 33.929,7 puntos, en medio de recomposiciones de carteras, tras la fuerte baja registrada en la sesión previa (-4,12%), aunque se sigue operando con marcada selectividad y un reducido volumen de negocios, dada la poca participación de inversores institucionales. Las principales alzas fueron registradas por Central Puerto (+10,9%), Grupo Financiero Galicia (+9,5%) y Banco Macro (+9,3%). En tanto, las únicas bajas fueron anotadas por Aluar (-3,1%) y Ternium (-1,1%).

El mercado se disparó “de la mano del rebote de las acciones de bancos y energéticas en Wall Street, aunque bajo un volumen que continúa limitado y refleja la prudencia y selectividad que privilegian los operadores en la recta final hacia el 10 de diciembre”, dijo Gustavo Ber, titular de Estudio Ber. El analista consideró que “los activos domésticos continúan con tono expectante y volátil a la espera de las principales políticas económicas que se implementarán a partir del ‘10-D’”.

El economista manifestó que “sólo aquellos operadores más orientados al trading están rebalanceando posiciones al ritmo de las señales políticas y económicas, aún dentro de un ambiente de más reducida operatoria, dado que en cambio los inversores estratégicos se inclinan por el ‘wait and see’ a la espera de mayor claridad sobre los lineamientos”. Y agregó que, “entre las prioridades se estima que estará la reestructuración de la deuda, a raíz de la urgencia que imponen los próximos vencimientos, aunque en simultáneo se monitoreará la consistencia fiscal que tendrá asociada la propuesta aún más sin nuevos recursos desde el FMI”.

Por su parte, el riesgo país cedió 0,35% a 2.264 puntos básicos. En este contexto, los principales bonos en dólares cerraron con mayoría de alzas. El Bonar 2024 cerró casi estable mientras que el Bonar 2020 subió un 0,6% y el Discount bajo ley argentina avanzó un 2,5%. El analista Ariel Guzmán, de Rava Bursátil, destacó que “los precios de los títulos argentinos ya tienen descontados una reestructuración bastante agresiva pero igualmente siguen experimentando variaciones importantes de sus precios debido a la incertidumbre que reina en el mundo inversor tanto local como internacional relacionada con el nuevo gobierno y los nuevos funcionarios del país”.

LEÉR MÁS  PEOR QUE ANTES. Cae la actividad industrial según datos oficiales del Indec

En tanto, con la continua oferta del agro, el dólar cerró ayer estable, por lo que alcanzó nueve jornadas consecutivas cotizando por debajo de los $63, en el marco de una plaza condicionada por el cepo hard y que cuenta con la intervención cotidiana de la banca oficial. Pese a otra jornada negativa para la mayoría de las monedas de América Latina, el billete minorista culminó sin cambios a $62,87. En cambio, el mayorista retrocedió 17 centavos a $59,77, tras la fuerte suba en una rueda donde se mantuvieron las puntuales compras de bancos oficiales, a cuenta del BCRA, por unos u$s50 millones. Desde la implementación del cepo hard -hace casi un mes- la entidad conducida por Guido Sandleris ya sumó a sus reservas cerca de u$s2.500 millones, provenientes del mercado cambiario.

Por su parte, el dólar blue trepó $1 y alcanzó su mayor valor en lo que va del mes, al cerrar a $69,25. De este modo, el spread con el dólar minorista superó el 10%. En el mercado bursátil, a su vez, el dólar “contado con liqui” subió 57 centavos a $72,84. En consecuencia, la brecha con la cotización mayorista se ubicó en el 21,9%. En tanto, el dólar MEP o Bolsa avanzó 40 centavos a $70,51, lo que implicó un spread del 17,8% frente al precio de la divisa que opera en el MULC. Las brechas siguen reflejando una mayor calma, a pesar de la expansión monetaria y las menores tasas.

LEÉR MÁS  MACRI FESTEJA Y SE ELOGIA POR EL PAÍS QUE DEJA

En relación a las tasas, la autoridad monetaria siguió desactivando el negocio de las Leliq, cuya tasa se mantuvo en 63%. Frente a un vencimiento de $170.498 millones, el Central adjudicó un total de $144.006 millones. “El BCRA dejó libres en el mercado de dinero unos $26.000 millones, que no influyeron en el tipo de cambio, ya que se aplicaron por los bancos a devoluciones de préstamos, y cancelaciones de deudas. Otro tanto se volvió a recolocar en algunos activos en pesos que aún mantienen tasas altas”, describió Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

En el mercado de futuros ROFEX, todos los plazos sufrieron leves bajas en torno al 0,5%, con un volumen operado de u$s458 millones. Los plazos más cortos concentraron casi 45% de los negocios. Los meses de noviembre y diciembre, terminaron a $59,90 y $65,10; con una tasa de 39,69% y 95,73%, respectivamente. Las reservas internacionales del Banco Central, en tanto, subieron u$s25 millones y finalizaron en u$s43.761 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here