Estos bonos son emitidos, por regla general, por las compañías de seguros, que los utilizan para cubrir sus riesgos en situaciones de fuerza mayor. Y aunque estos títulos rinden dividendos altos, los inversores corren el riego de perder parte de la deuda en tales situaciones.

Tras el colapso de Lehman Brothers los bonos catástrofe se encuentran entre los activos con un mejor rendimiento.

Según datos de la página web Zerohedge, su rendimiento es el quinto mejor de entre un grupo de activos financieros mundiales en los últimos cinco años. El índice resulta llamativo, sobre todo teniendo en cuenta el impacto de Lehman en los bonos catástrofe, así como el del terremoto y el tsunami de Japón en 2011.

LEÉR MÁS  Alerta en la FEM por la suba en los alquileres

El sitio Artemis sostiene que los bonos catástrofe, según determinan índices como el Swiss Re Global Cat Bond, han experimentado un retorno total de más del 52% durante ese período de cinco años, un rendimiento muy saludable que ha superado el de muchos de los activos financieros más populares del mundo.

LEÉR MÁS  Emergencia agraria: “Los productores no saben si van a poder plantar el año que viene”

¿En qué reside el secreto de estos bonos? Los expertos recuerdan que su mayor ventaja es que no dependen de lo que sucede en los mercados, de tal forma que mientras todo el mundo financiero sigue el programa de la Reserva Federal de EE.UU., estos valores continúan siendo una especie de isla de estabilidad.

LEÉR MÁS  Empresa familiar local sale al Mercado de Capitales

Se supone que la popularidad de estos bonos podría elevarse, en primer lugar, por el valor cada vez mayor de los bienes asegurados y, en segundo lugar, porque se cree que el calentamiento global incrementará la frecuencia y/o intensidad de los huracanes y otros desastres, aumentando la necesidad de un seguro.

Fuente: RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here