El juez Griesa dijo que deben seguir las negociaciones con los fondos buitre

Los representantes que envió el Ministerio de Economía, Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, solicitaron al juez cambiar al cuestionado mediador que llevó a cabo el proceso de negociación con los fondos buitres.

Pero el fondo buitre NML pidió seguir con el mismo y el magistrado concendió el deseo a los holdouts: se seguirá negociando con Daniel Pollack. Además, Griesa afirmó en la reunión de hoy que ”las obligaciones del país no se extinguen” pese a no haber llegado a un acuerdo en las negociaciones.

El juez Thomas Griesa insistió en que Argentina debe pagarles a los fondos buitre. Lo afirmó en la reunión convocada por el magistrado norteamericano con bonistas que ya comenzó.

Algunas de las frases que deslizó Griesa hoy fueron éstas, según difundió la agencia de noticias Reuters: ”Las obligaciones de la República Argentina siguen en pie”; ”Lo que ocurrió esta semana no extingue o reduce las obligaciones del país”; ”Han realizado declaraciones públicas que dieron a entender algo incorrecto, tienen que pararlas”; ”Sólo hacen declaraciones públicas sobre bonistas, reestructurados y no sobre los holdouts”.

El país mantendrá el pedido de que el juez emita una medida cautelar (stay) que retrase la aplicación del fallo –es decir, los embargos que se cursarían por el default– para que continúen las negociaciones.

Griesa había convocado a una nueva reunión con la Argentina y los fondos buitre para definir la aplicación de su fallo luego de que se venciera el período de gracia y fracasaran las negociaciones entre las partes.

En el Ministerio de Economía aseguraron que el país estuvo representado sólo por los abogados del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, sin la compañía de funcionarios de la cartera, quienes luego de la conferencia dada en el Palacio de Hacienda se dirigieron a la Casa Rosada a acompañar la cadena nacional de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
”Sólo hacen declaraciones públicas sobre bonistas, reestructurados y no sobre los holdouts”, dijo Griesa

El encuentro judicial tuvo lugar desde las 12 horas (de la Argentina) en la sala 26 B del piso 26 de la corte distrital, ubicada en el 500 Pearl Street y su objetivo oficial es ”discutir cómo las partes deberían proceder de aquí en adelante”.

El país mantuvo el pedido de que el juez emita una medida cautelar (stay) que retrase la aplicación del fallo –es decir, los embargos que se cursarían por el default– para que continúen las negociaciones. Cabe recordar que el juez tiene en sus manos un pedido de stay de emergencia por parte de los eurobonistas, quienes creen que no hay razón para no aplicarlo y están dispuestos a aportar a las negociaciones renunciando al mayor obstáculo para llegar a un acuerdo: la cláusula Rights Upon Future Offers (RUFO), que no permite realizarles ofertas superadoras a los buitres sin disparar juicios de los acreedores del canje.

El ministro Kicillof fue determinante ayer durante su conferencia de prensa, y apuntó directamente al juez Griesa, responsabilizándolo de fallos injustos que nada tienen que ver con el real alcance de su tribunal, todo por actuar con la cancha inclinada a favor de los buitres. El magistrado en todas las audiencias se encargó de subrayar los dichos de los funcionarios en su contra –como si eso justificara sus decisiones y mostrara mala voluntad del país– por lo que es probable que avance en la misma dirección durante la reunión de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here