El Gobierno busca reactivar a las economías regionales de cara al 2017 para el cual desembolsará $7.100 millones que apuntarán a dar solución a los problemas sanitarios, reintegros en exportaciones y compensaciones a las provincias que abarcan el Plan Belgrano.
En el marco del Consejo Federal Agropecuario (CFA), ministros de todo el país se dieron cita en el Ministerio de Agroindustria, donde su titular Ricardo Buryaile anunció que de cara al próximo año se pondrá en funcionamiento el Fondo Nacional de Agroindustria (Fondagro) donde habrá ”un fondo rotatorio por $1.700 millones para apoyar a todos los productores, inclusive a los que no son sujetos de crédito, atendiendo así uno de los principales problemas, el financiamiento”.
Además se destinará $2.600 millones en reintegros a las exportaciones; $1.800 millones para sanidad; y $1.000 millones en compensaciones a las provincias del Plan Belgrano.
Según pudo recabar este diario a partir de fuentes tanto provinciales como de Agroindustria, las economías del NEA y NOA dejaron en claro nuevamente la ”falta de competividad” y remarcaron los ”altos costos laborales” como uno de los puntos a solucionar y para lo cual se piensa en los convenios de responsabilidad social como una salida al sector.
Otro de los temas fue la energía.
Producciones como la olivícola y la vitivinicultura asentadas en Catamarca y Mendoza dependen mucho del riego por el cual las tarifas de luz en todos los casos aumentaron entre un 100% y 200 por ciento. Agroindustria tomo nota y prometió dar una respuesta.
Las provincias del sur plantearon la problemática de los puertos patagónicos que hasta la semana pasada se compensaba con un reintegro que por ahora sólo salió para las lanas y frutas, y falta en carne ovina.
Los ministros argumentaron la necesidad de dar una alternativa para el funcionamiento del puerto dado que al retirarle el reintegro, éste baja la actividad dejando mucha mano de obra desocupada.
Hubo una mirada muy crítica respecto de que falta una agenda inmediata de lo contrario cuando los exportadores saquen la fruta deberán hacer 1000 kilómetros lo que encarecerá el producto.
Frente a esto se marco una agenda de cara al año que viene.
El tema sanitario fue un pedido de todas las economías provinciales.
En ese sentido muchas apuntaron al huanglongbing (HLB), una enfermedad que ataca a los cítricos y a la carpocapsa, una plaga también conocida con el nombre de gusano o polilla que destruye el manzano, peral, nogal y membrillero.
Se entiende que parte del fondo se destinará a dar solución.
Por último se remarcó la necesidad de rever los impuestos que terminan distorsionando al sector. Uno de los más afectados fue el tabacalero. Buryaile, se comprometió a armar ”en los próximos diez días” una reunión con los gobernadores de las provincias tabacaleras para tratar la delicada situación del sector después del incremento de las cargas fiscales.
LEÉR MÁS  Crece el costo de financiar e impacta en los precios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here