El FMI aprobó el desembolso de U$S 7.600 millones para la Argentina

La Junta Ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) completó hoy la segunda revisión del desempeño económico de Argentina en virtud del acuerdo stand-by de 36 meses que se aprobó el 20 de junio de 2018 y otorgó su aval para el desembolso de un nuevo tramo del crédito por US$ 7.600 millones.

En un comunicado de prensa, David Lipton, director adjunto del FMI, dijo que en la Argentina «hay indicios tempranos de que el programa de reforma económica rediseñado, incluido un nuevo marco de política monetaria, está dando resultados».
«El peso se ha estabilizado y la inflación, aunque sigue siendo alta, ha comenzado a bajar, a medida que disminuye el traspaso de la depreciación del peso anterior. Sin embargo, la economía argentina aún se está contrayendo y sigue siendo vulnerable a los cambios en el sentimiento del mercado. Se espera que la actividad económica comience a recuperarse en el segundo trimestre de 2019», agregó el directivo.
Con el nuevo tramo que recibirá la Argentina, de US$ 7.600 millones, desde junio en adelante el monto total percibido ascenderá a aproximadamente algo más de US$ 28.000 millones.
«La aprobación del presupuesto de 2019 con un amplio apoyo político ha ayudado a consolidar la confianza en el plan de reforma económica y la continuidad de las políticas de las autoridades. La disciplina fiscal creó espacio para pagos únicos que ayudaron a proteger a los más vulnerables de la carga del ajuste», sostuvo Lipton.
«En el futuro, será fundamental continuar salvaguardando los objetivos fiscales frente a los desafíos de implementación y la recolección de ingresos más débil de lo esperado. Mantener el gasto social debe seguir siendo una prioridad clave. Es necesario seguir avanzando para mejorar el marco fiscal a medio plazo y la gestión de la deuda», agregó el director adjunto del FMI.
Lipton subrayó que «el compromiso continuo con el crecimiento cero en el dinero base y con el tipo de cambio determinado por el mercado fortalecerá aún más la credibilidad del marco de la política monetaria, volverá a anclar las expectativas de inflación y aumentará la resistencia de la economía a los choques externos».
El directivo del organismo multilateral aseveró además, que «se están realizando preparativos para recapitalizar el Banco Central y mejorar su independencia operativa».
Lipton dijo que «los esfuerzos también podrían dirigirse a mejorar la eficiencia del gasto social al tiempo que se amplía la cobertura de la red de seguridad social» y que «también sería importante continuar eliminando las distorsiones en el sistema tributario, mejorando las regulaciones del mercado laboral, colocando el sistema de pensiones en una base financiera sostenible y fortaleciendo la gobernabilidad».
Por último, el directivo señaló que «la implementación constante del plan de estabilización será esencial para tranquilizar a los inversionistas nacionales e internacionales».
El visto bueno dado al desembolso de los US$ 7.600 millones se suma a otros US$ 5.700 millones liberados a fines de octubre pasado, en el marco de la ampliación del acuerdo stand by de créditos para Argentina por un total de US$ 56.300 millones.
Estos US$ 56.300 millones se convirtieron en la mayor operación de crédito en su tipo que realizó el FMI hasta el momento.
A fines de octubre pasado, fuentes del Ministerio de Hacienda y del Banco Central explicaron que el Gobierno recibirá U$S 24.400 millones hasta marzo próximo, de los que ya se aprobaron US$ 5.700 millones y US$ 7.600 millones y a los que se sumarán otros US$ 11.000 millones en el tercer mes de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here