Dean Baker es codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR) junto a Mark Weisbrot, macroeconomista estadounidense y profesor de la Universidad de Bucknell (EE UU). Es autor de innumerables trabajos de investigación. Entre ellos, destaca uno muy interesante realizado tiempo atrás y en el que traza un paralelismo entre la debacle irlandesa del presente y la crisis argentina de 1998/2001. En su escrito, Baker proponía al pueblo irlandés ”no seguir las exigencias del FMI ni del Banco Central”, sino más bien ”estudiar las lecciones argentinas”. En entrevista con este autor, su opinión sobre ”las lecciones argentinas” de 2014 y la extorsión buitrista.

 –Su opinión sobre la reestructuración de la  deuda Argentina (desde 2005 al presente). ¿Existe algún caso similar en el mundo?

–Creo que la Argentina ha hecho una oferta razonable y obviamente la mayoría de los acreedores la aceptó. No existen mecanismos de quiebra para los países soberanos, de modo que todo acuerdo hubiera sido inevitablemente algo ad hoc. No ayudó que el FMI fuera abiertamente hostil a la Argentina en ese momento, así que no podría contarse con su actuación como mediador de buena fe en el proceso. Como resultado, la Argentina fue por su cuenta, pero creo que actuó de manera responsable tanto con respecto a los acreedores como a las necesidades del país. Es lamentable que los acreedores deban asumir las pérdidas, pero presumiblemente entendieron que sus préstamos entrañaban riesgo, razón por la cual obtienen una tasa de interés mayor que la que obtendrían sobre préstamos más seguros.

–¿Quién está detrás de los fallos de la Corte de Estados Unidos?

–La respuesta inmediata es el juez Griesa. De hecho, en los Estados Unidos los jueces tienen una autonomía considerable y a menudo sus dictámenes obedecen a su propia idiosincrasia. No es sorprendente que haya un juez que dictamine de un modo peculiar en este caso; por desgracia, le tocó a la Argentina. La pregunta más importante es por qué la sentencia no llegó a ser revocada en la apelación. En este caso los fondos buitre se movieron de manera muy eficaz para poner freno a los esfuerzos de la administración de Obama para revertir el fallo. Hubo planes de la administración de Obama y del FMI de presentar escritos amicus curiae en apoyo de la Argentina. Estos fueron rechazados, lo cual hizo que a la Corte Suprema le fuera mucho más fácil negarse a escuchar el caso.

LEÉR MÁS  Advierten que las tasas de interés "no bajarán rápidamente"

Los países que pueden considerarse aislados son los Estados fuera de la ley. No es el caso de la Argentina, que tiene un gobierno democrático, con una prensa libre y completa libertad para viajar.

–Quién está detrás de Griesa, entonces…

–El factor clave parecen ser los lazos personales de los fondos buitre en la administración de Obama (son un grupo bien conectado) y la derechista comunidad cubana estadounidense. Este último grupo tiene al gobierno argentino en un lugar privilegiado de su lista de enemigos. Si bien no hay tantos cubanoamericanos de extrema derecha, son un bloque electoralmente muy importante en la Florida. Puesto que probablemente en este estado las elecciones presidenciales de 2016 serán muy reñidas, la administración Obama prefiere no irritarlos.

–¿Cree que el gobierno de Estados Unidos cambió su posición respecto de la Argentina porque nuestro país tiene la intención de unirse a los BRICS?

–Dudo que esto sea una gran preocupación para el gobierno de los Estados Unidos. En este momento, el BRICS es realmente sólo un acrónimo que ya no tiene sentido. En algún momento en el futuro puede que haya importantes actividades de cooperación en este grupo, pero todavía no es este el caso.

LEÉR MÁS  La Canasta Básica aumentó un 3% en abril

–El economista Bernard Weinstein, quien defendió al fondo de alto riesgo NML Capital dirigido por Paul Singer, advirtió que ”Chevron podría retirarse” de Argentina si no se llega a un acuerdo. Chevron ha invertido en las reservas argentinas de petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta, que constituyen la cuarta y la segunda reserva potencial del mundo, respectivamente. ¿Vienen por nuestras reservas naturales de hidrocarburos?

–Supongo que Chevron y otras grandes empresas de petróleo y gas querrán tener acceso a los yacimientos de la Argentina. No sé mucho acerca de las capacidades de los no convencionales en su país, pero creo que la capacidad argentina para explotar estos yacimientos sin la experiencia extranjera es limitada, así que puede haber oportunidades para celebrar acuerdos que serán mutuamente beneficiosos. Por supuesto, y debido a la preocupación por el calentamiento global, no estoy personalmente ansioso por asistir al desarrollo de grandes yacimientos nuevos de gas y petróleo.

–¿De qué manera un país como Argentina (del Tercer Mundo) puede defenderse de esta nueva amenaza sobre sus recursos naturales?

–En primer lugar, dudo mucho de que los Estados Unidos quieran quedarse con el petróleo y el gas de la Argentina a través de una acción militar. Considero pues, que la clave para la Argentina será su habilidad para evitar verse forzada a aceptar un trato insatisfactorio.

–¿Por qué la Argentina se considera un ”mal ejemplo” en Washington, Londres y Berlín (Banco Central Europeo)?

–La Argentina ignoró los consejos del FMI y el establishment de Washington. Dio un giro en la dirección opuesta a lo que pretendían ellos y logró prosperar. El FMI continuó diciendo que la economía argentina se derrumbaría en los años siguientes al default, y eso nunca ocurrió. Esto es extremadamente bochornoso para ellos. Un país como México, que se apegó estrictamente al modelo del consenso de Washington, ha tenido un magro crecimiento en las últimas dos décadas, mientras que la Argentina ha logrado mantener un crecimiento extraordinario durante la mayor parte de ese período, si bien ahora está enfrentando problemas.

LEÉR MÁS  En Argentina se necesitan $18.258 para no ser pobre

–Si bien se habla de default, producto del fallo de Griesa, y sus consecuencias, y ese término es erróneo, ¿cree usted que un nuevo default en la Argentina sería el fin del país, como sostienen actualmente los medios de comunicación neoliberales de la Argentina y de los Estados Unidos?

–Un nuevo default sería sin duda un retroceso para la Argentina, pero seguramente no sería tan grave como el anterior. Con un crecimiento a tasas chinas durante los últimos 12 años, es probable que la Argentina tenga acceso al crédito de una fuente en la que no se tome en cuenta la sentencia del juez Griesa. Si este fallo hace que sea imposible para la Argentina honrar los pagos de su deuda, puede ser que sus acreedores resulten los grandes perdedores. El fallo puede acabar siendo más eficaz para aislar a los Estados Unidos que a la Argentina.

–Ya que de aislamiento hablamos, ¿considera que nuestro país está aislado, tal y como dicen los buitres, la ATFA y el neoliberalismo mediático en general?

–A juzgar por su membresía en diversas organizaciones internacionales, nadie podría considerar a la Argentina como un país aislado. Los países que pueden considerarse aislados son los Estados fuera de la ley. No es el caso de la Argentina, que tiene un gobierno democrático, con una prensa libre y completa libertad para viajar. Esencialmente, no tiene nada en común con esa lista de países, con la posible salvedad de que algunas personas poderosas de los Estados Unidos no lo crean así.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here