El secretario de Empleo, Enrique Deibe, defendió ayer las políticas diseñadas desde el Ministerio de Trabajo a la hora de hacer frente a las dificultades que experimentan diversos sectores de la población para insertarse laboralmente, particularmente en lo que respecta a la franja de jóvenes que no terminó el ciclo escolar y no logra insertarse en el mercado de trabajo, o solamente accede a empleos altamente precarizados.

En tal sentido, el funcionario destacó los resultados alcanzados por el Programa ”Jóvenes con Más y Mejor Trabajo” que puso en marcha la presidenta Cristina Fernández en enero de 2008, y por el que ya pasaron más de 700 mil jóvenes de entre 18 y 24 años. ”Es más la proporción de jóvenes que se incorporan al empleo en los últimos años que la de otros segmentos de la población. Estamos mejor, pero falta mucho por hacer”, indicó.

El funcionario desmintió así un artículo periodístico publicado en el diario La Nación que asegura que desde 2003 a la fecha creció el número de jóvenes que no estudian ni trabajan, y donde se critica que el programa de gobierno para hacerle frente a esta problemática no cuenta con cobertura territorial ni financiamiento adecuado.

”Esta mirada de los que no estudian ni trabajan me parece que en realidad muestra siempre una intencionalidad estigmatizante en materia de los jóvenes. Muchas veces se les asigna a los jóvenes ese lugar del no poder avanzar y progresar, y yo creo que en realidad esto hoy no está ocurriendo”, indicó.

”Hay que mirar bien los datos, hay también manipulación de la información de la EPH que estos señores critican, pero cuando hay algún dato que puede manipular y generar algún tipo de suposición negativa, entonces sí lo toman y lo utilizan”, ponderó Deibe.

–¿Cuáles son los resultados concretos del programa?
–Ya han pasado más de 700 mil jóvenes de los cuales más de 200 mil terminaron la escuela, 100 mil se insertaron en empleos formales, y cerca de otros 200 mil jóvenes han realizado cursos de información y capacitación. Los 700 mil jóvenes han desarrollado los talleres de orientación e inducción al mundo del trabajo. Esto ha permitido que puedan tener mejores condiciones para incorporarse laboralmente, y esos 100 mil que se han insertado son parte de los jóvenes que se vienen insertando hoy en los nuevos empleos que se crean y los empleos que se generan. Lo otro que dicen los especialistas de distintas instituciones es que el programa no cuenta con financiamiento, cosa que no es cierta, porque no ha tenido ninguna interrupción desde enero de 2008, cuando la presidenta lo puso en marcha hasta la actualidad y tiene financiamiento para los próximos años.
–¿Cuál es el eje del programa?
–El pilar del programa es recuperar la autoestima de los jóvenes a través de talleres e instancias de capacitación laboral. Los talleres de orientación al mundo del trabajo tienen que ver con volver a revalorizar las capacidades y aptitudes de los jóvenes de un sector de la población que está con más dificultades para insertarse en un empleo formal. Nosotros, en cinco años, venimos trabajando con este sector y el año que viene nuestra proyección es alcanzar a más de 200 mil jóvenes. Evidentemente, venimos cumpliendo con las metas que nos proponemos, y venimos mejorando la situación de este sector de la población que parecen ignorar estos especialistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here