El dólar y el costo futuro: la devaluación de la deuda provincial ya le cuesta más de $3.700 millones a Mendoza

En el marco de la importante devaluación del dólar, los préstamos que tomó el Gobierno . Paralelamente, un informe del Consejo Empresario Mendocino (CEM), que basa su análisis en lo ocurrido en las cuentas públicas de la última década, afirma que en los últimos tres años, el gasto público se ha incrementado a un nivel muy elevado en relación a una década atrás y con ello la presión tributaria.

Ante la crisis del dólar y los reiterados préstamos que fue tomando previamente el Gobierno provincial, uno de los temas más candentes dentro de la interna política mendocina y los reclamos de la oposición, residen en la cantidad de dinero dispuesto a la actual gestión para llevar adelante las diferentes políticas que tenían previstas.

El problema frente al contexto económico nacional, es que gran parte de esa deuda que tiene Mendoza está en dólares, con lo cual sigue incrementándose a medida que la moneda se devalúa.

El cambio de escenario que provocó la disparada del dólar viene exigiendo reacomodamientos diarios en las decisiones del gobierno de Alfredo Cornejo. En la Casa de Gobierno actualizan semana a semana los valores de una nueva emisión provincial de acuerdo con las fluctuaciones en la cotización del dólar. Los dos años anteriores la Provincia tomó deuda en mayo, pero este año viene corriendo la fecha por la volatilidad existente. Sin embargo, a pesar de este contexto, según confirmó el ministro de Hacienda, Miguel Lisandro Nieri, el gobierno provincial espera que cesen las turbulencias cambiarias de las últimas semanas para colocar un nuevo bono por $1.918 millones.

Más allá de la toma de deuda, algunos sectores insisten en que lo importante es que esos fondos terminen en destinos productivos, sin desvíos, sin confusiones, sin un detalle y con ciertos resultados. En ese contexto, si esto se cumple, no hay nada que los mendocinos puedan cuestionar. Así es como dijo Cornejo: “nosotros estamos de paso”, pero lo importante es analizar el panorama que queda después.

La toma de deuda
En los dos últimos años y medio, desde la asunción del Gobierno actual (2015), el total de la deuda pública provincial aumentó más de $24.400 millones, subió de $14.590 a $39.000 millones (mayo 2018).

En el último mes se registró un notable aumento. Según el informe de stock de deuda del Ministerio de Hacienda al 31 de marzo de 2018, el monto de crédito en dólares era de 767 millones, equivalentes a $15.460 millones de pesos, con un dólar en ese entonces a $20,10. A la fecha, esos 767 millones de dólares, con la moneda extranjera en $25; equivalen a $19.175 millones de pesos.

LEÉR MÁS  El ganador de La Voz donará su premio para la silla de ruedas del hermano de Mario Vilurón

De esta manera, solo por la devaluación, la deuda de Mendoza se incrementó a más de $3.700 millones en un mes y medio. A esto, se suma una deuda tomada en pesos, que lleva la deuda total provincial a más de $39.000 millones de pesos.

Al respecto, según explican desde el Consejo Empresario Mendocino, organismo que elaboró un informe detallado más abajo sobre el gasto público, “los ratios de servicios de la deuda han alcanzado niveles cercanos a los umbrales establecidos por la Ley de Responsabilidad Fiscal, imponiendo un límite al endeudamiento futuro”. En este marco, la política de ordenamiento del Estado que realizó la gestión actual también ha llevado a estirar la deuda provincial hacia adelante, de manera que a futuro, los gobiernos mendocinos deberán afrontar vencimientos de $11 mil millones para 2021 y otros miles de millones de pesos para 2022.

En función de todas estas cifras, desde la oposición advierten sobre estos márgenes que quedarán a pagar y señalan que el Gobierno “está dejando una bomba de tiempo bajo la alfombra”.

Además, señalaron que en los mercados internacionales ya no hay margen para refinanciamiento y si lo hay, se esperan tasas muy altas, lo cual dificulta nuevos préstamos. Mendoza tuvo que pagar en diciembre más de 100 millones de dólares de la deuda que dejó el gobierno de Celso Jaque al Credit Suisse. Se trata del mismo Banco suizo que contrató Cornejo para colocar una nueva deuda por 500 millones de dólares. “Entre bonistas especulativos que le están cobrando a la provincia más de 40 millones de dólares por año sólo en concepto de intereses”, señalaron el senador del FIT, Lautaro Jiménez.

Aumentó el gasto público y se duplicó la presión fiscal
Así lo manifestó el último informe del Consejo Empresario Mendocino (CEM), que basa su análisis en lo ocurrido en las cuentas públicas de la última década.

El estudio, analiza la situación de las cuentas públicas provinciales entre los años 2008 y 2017, dando cuenta de su deterioro durante este período, cuando se lo analiza desde una perspectiva estructural y plurianual. Uno de los aspectos más relevantes es el referido al aumento del peso del gasto público provincial en relación a la economía local.

LEÉR MÁS  Fin de año: Descartan que se registren saqueos y desbordes

En este sentido, según señala, en los últimos 3 años, el nivel de gasto público en Mendoza se ha estabilizado en torno del 23,6% del Producto Bruto Geográfico, un nivel muy elevado en relación a una década atrás. En 2016, representó el 22,8% del PBG provincial (vs. 14,6% en 2008) y conforme estimaciones propias, en el año 2017 se acercó al 24%, algo por encima del año anterior. También destaca que entre 2008 y 2016 el gasto fue en aumento.

De esta manera, el CEM explica que esto llevó también a un fuerte incremento en la presión tributaria. Debido al mayor peso del gasto público en la economía provincial, y dada la necesidad de financiarlo, la presión tributaria provincial se duplicó en el período analizado, pasando del 3,8% en 2008 al 7,5% del PBG en 2017.

El informe da cuenta que “aunque en 2017 se alcanzó prácticamente el equilibrio corriente, se está logrando con un nivel de gasto público y presión tributaria muy elevados. Esto sin considerar que mantener el equilibrio corriente sólo permitirá afrontar erogaciones de capital con endeudamiento adicional”, destaca.

En este marco, advierten necesario “disminuir la dependencia del endeudamiento”. “Adicionalmente, creemos necesario trabajar en reducir paulatinamente el peso del gasto público en la economía provincial, buscando hacerlo más eficiente y, con ello, contribuir a morigerar la carga fiscal que se duplicó en los últimos 10 años”, detalla el informe.

Los sucesivos endeudamientos dejaron a la provincia con un déficit creciente, pero con la “excusa” de que los préstamos tomados se deben a despilfarros o desórdenes de obligaciones heredadas de gobiernos anteriores.

Lo que sucede es que al ritmo de lo que se va dejando, se endeuda para pagar parte del déficit que dejó el mandatario anterior y el cuento no termina. Es por eso que las erogaciones por intereses y gastos de la deuda se mantienen año tras año, y aumentan sensiblemente como consecuencia del aumento del stock de deuda contraída tanto en pesos como en dólares, para financiar las obligaciones que se originaron en los déficits fiscales de gestiones previas.

A poco más de un año del fin del gobierno de Alfredo Cornejo, las perspectivas económicas advierten que quedará un importante saldo a pagar que le costará a Mendoza en los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here