El déficit comercial cayó en 2018 a menos de la mitad que el año anterior

Fue de $ 3.820 millones contra los US$ 8.309 millones del 2017. Este resultado se obtuvo luego de que en diciembre el intercambio dejara un saldo favorable de US$ 1.369 millones, cuando en 2017 mostraba un déficit de US$ 786 millones, informó el Indec.

El saldo de la balanza comercial durante 2018 resultó deficitario en US$ 3.820 millones, menos de la mitad que los US$ 8.309 millones del año anterior, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)
Este resultado se obtuvo luego de que en diciembre el intercambio dejara un saldo favorable de US$ 1.369 millones, cuando en 2017 mostraba un déficit de US$ 786 millones, informó el organismo.
Durante el año pasado, las exportaciones sumaron US$ 61.621 millones, con un crecimiento del 5,1% respecto de 2017, mientras que las importaciones totalizaron US$ 65.441, lo que representa un retroceso interanual del 2,2%.
Las exportaciones venían creciendo a una tasa del 12% interanual en el primer cuatrimestre del año, pero eso se derrumbó a partir de abril, cuando por efecto de la peor sequía en los últimos 50 años, se redujeron abruptamente las ventas de soja y sus derivados, que explican un 60% de los productos argentinos al exterior.
Por contrapartida la devaluación del peso, hizo que las importaciones cayeran un 20% en promedio a partir de septiembre, por lo que en el último cuatrimestre del año, el intercambio comenzó a tener un saldo favorable, algo que no ocurría desde el 2016.
El presidente la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), Enrique Mantilla, estimó que para este año las ventas al exterior “rondarán entre los US$ 68.000 y US$ 70.000 millones”.
Mantilla consideró que este crecimiento de casi US$ 9.000 millones en las exportaciones, estará impulsado por “la recuperación de las ventas de soja y sus derivados luego de la sequía del año pasado, un mayor saldo exportable de todas los productos, debido a la caída de actividad interna, y la mejora de algunos productos derivada por la devaluación del peso”.
A estos factores internos, se le suma un factor externo no menor, que es que “uno de nuestros principales mercados, Brasil, ha comenzado a recuperarse y con ello intensifican la demanda de nuestros productos”, dijo Mansilla.
En 2018, el comercio con el Mercosur concentró el 23% de las exportaciones argentinas y el 28,1% de las importaciones, para arrojar un déficit de US$ 4.209 millones, el segundo en importancia después del registrado con China, de US$ 7.597 millones.
El intercambio con China representó 7,3% de las exportaciones argentinas y 18,5% de las importaciones. Las ventas ascendieron a US$ 4.488 millones, con una caída de US$ 118 millones, mientras que las compras ascendieron a US$ 12.086 millones y un retroceso de US$ 242 millones.
En la búsqueda de nuevos mercados, o ampliar los ya existentes, el presidente Mauricio Macri encabezará el 17 de febrero una visita de Estado a la India, país con el que Argentina tiene un saldo comercial favorable de US$ 1.200 millones.
Como en el caso de China, el Gobierno sostiene que se puede ampliar la venta de productos primarios, y sus manufacturas, ante la gran demanda de alimentos que tiene esa nación que concentra 1.000 millones de habitantes.
Para el 20 de febrero, está previsto que el mandatario se traslade a Vietnam, para seguir con la apertura de mercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here