Las economías regionales atraviesan una situación crítica y el horizonte, por el momento, no parece ser favorable.
Según un estudio elaborado por el Ieral de la Fundación Mediterránea, en la última década el desfase entre los costos y los precios se ha ido incrementando negativamente para los productores.
“En dólares, el precio promedio de los productos no pampeanos se ubica un 36 por ciento por encima del nivel de 2006, pero 20 puntos porcentuales por debajo del pico de 2013/14. En cambio, los salarios en dólares subieron 133 por ciento respecto de 2006, mientras que el precio del gasoil y el costo de vida se incrementaron un 120 por ciento”, resume el documento elaborado por el investigador Jorge Day.
En otras palabras, los costos subieron tres veces más que los precios en la última década. 
Menos poder de compra
Pero ese no es el único indicador negativo. Aunque la foto indica que, en el último año, el poder de compra en el mercado interno de un productor argentino promedio de alimentos de exportación, subió un 20 por ciento respecto de noviembre de 2015, gracias a la devaluación y a la eliminación de retenciones y trabas de exportación a muchos productores.
Sin embargo, este poder de compra aún se sitúa 42 por ciento por debajo del que se observaba en 2006. 
“Si en ese año, con lo percibido por las ventas, un exportador argentino podía comprar 100 canastas de bienes en el país, a fin del año pasado (previo a la devaluación) sólo podía adquirir 48 canastas. Actualmente, su poder de compra ha pasado a ser de 58, mejorando un 20 por ciento respecto de fin de 2015, aunque lejos de lo visto hace diez años atrás”, expresa Day.
LEÉR MÁS  La apertura solo atrajo capitales financieros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here