Economías regionales: aplicarán baja de impuestos

La vitivinicultura estaría contemplada en la reducción. Hoy viajan referentes del sector a Buenos Aires para reunirse con Dante Sica

Con el objetivo de dar una señal al sector privado en tiempos de una actividad en recesión y de recuperar la iniciativa política en un año electoral, el Gobierno anunciará mañana por la mañana una baja de impuestos para las economías regionales.

La presentación la realizará el presidente Mauricio Macri acompañado por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en Casa Rosada. Según confirmaron a LA NACION dos fuentes oficiales, la medida estará vinculada con la rebaja de contribuciones patronales a actividades sensibles -como son las regionales-, pero a su vez ligadas a la exportación, uno de los motores de la economía este año, según pronostican los técnicos del equipo económico de Cambiemos.

En el oficialismo descartaron que el anuncio esté vinculado a una rebaja de las retenciones, el impuesto que decidió subir el año pasado el Gobierno en medio de la crisis cambiaria para logra cerrar el Presupuesto 2019 e intentar alcanzar el déficit cero este año.

Según afirmaron a este medio cerca de Nicolás Dujovne, el Ministerio de Hacienda dio luz verde al anuncio. No es un aval menor en momentos en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) lleva adelante su tercera revisión del Acuerdo Stand-By en la Argentina, y cuya aprobación habilitará un desembolso de cerca de US$10.800 millones.

Ayer, la comitiva que lidera el italiano Roberto Cardarelli estuvo reunida por la mañana con el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. El funcionario tuvo más tarde, a su vez, un encuentro con su superior directo, Dante Sica.

Según contaron en el Gobierno, la medida que presentarán Macri y Sica está enmarcada en la reforma tributaria. El mes pasado ya comenzó a regir un mínimo no imponible de $7003,68 por las contribuciones patronales que todas las empresas pagan por cada empleado de su plantilla (para calzados, cueros y textiles es de $17.509,20).

La reforma estableció que las contribuciones patronales serán de 19,5%en 2023 arrancando con un cronograma que sube gradualmente medio punto desde un 17,5% en 2018. El mínimo no imponible era de $2000 desde el año pasado actualizable por inflación. Este año correspondería $4000 actualizable, lo que termina en los mencionados $7003,68.

Si bien esa medida fue aplaudida por las empresas, varias compañías de las denominadas economías regionales cuestionaron que eliminaba, con su letra chica, el crédito fiscal que muchas firmas tenían sobre las cargas patronales, según las zonas (beneficios del decreto 814). Por caso, en Jujuy se descontaban un 10,75% del 17% en esas cargas. Esta fue una crítica recurrente, por ejemplo, en la Unión Industrial Argentina (UIA).

En tanto, en junio de 2018, frente a los empresarios pyme, Macri anunció que reglamentaría el artículo 10 de la ley pyme (27.264), que faculta al Poder Ejecutivo a compensar a micro, pequeñas y medianas empresas en las zonas de frontera por «asimetrías y desequilibrios económicos provocados por razones de competitividad con países limítrofes».

El camino elegido entonces para compensarlas fue el adelanto en dos años de un beneficio impositivo que estableció la última reforma tributaria: el mínimo no imponible en contribuciones patronales para firmas comerciales. Sin embargo, se detalló que sólo las provincias que hubieran cumplido con el pacto fiscal y que hubiesen bajado las alícuotas del impuesto a los ingresos brutos al 3% para el comercio minorista durante el año pasado podrían sumarse a ese beneficio establecido por el Gobierno.

El anuncio del Gobierno llegará en momentos en que el Gobierno busca recuperar la iniciativa en materia económica, pese al escaso margen fiscal que tiene si desea cumplir con las metas establecidas con el FMI. Este año deberá ajustar un 2,4% del PBI. Pese a que en Hacienda creen que el PBI crecerá «punta a punta» (sin contar el arrastre negativo) un 4% en el año, en promedio el avance sería -estiman las consultoras- de 0%. No obstante, la apuesta oficial es aprovechar la mejora en la competitividad vía el tipo de cambio para apuntalar las exportaciones, que ya comenzaron a dar buenas noticias.

El Presidente no realizará el anuncio de una rebaja de impuestos cualquier día. Será luego de las quejas de la UIA en su reunión de ayer por las elevadas tasas, la alta presión impositiva (será récord histórico) y el mismo día -jueves- en que el Indec dará a conocer el dato de inflación de enero, que rondará entre el 2% y el 3%, una variación que se mantendrá en esos niveles por lo menos hasta mediados de 2019, según afirman en el Gobierno.

Fuente La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here