El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que el Gobierno nacional y el Banco Central está en condiciones de cumplir la meta inflacionaria anual de 15%, reclamó “responsabilidad” en la firma de paritarias y alertó por os vaivenes del frente externo. “Vale la pena estar expuestos a ese riesgo y estar más integrados al mundo”, justificó.

En diálogo con radio Mitre tras participar del “retiro” del gabinete en Chapadmalal, Dujovne defendió la nueva meta de inflación que fijó el Poder Ejecutivo en diciembre pasado. “Tenemos muy claro lo que estamos haciendo y estamos convencidos. Sabíamos que en estos primeros meses del año la inflación iba a ser más alta porque están produciéndose los aumentos de los precios de los servicios regulados y sabemos que a lo largo del año eso se va a ir reduciendo y que la tasa de inflación va a ir bajando nuevamente a niveles mucho más bajos que los actuales. Aspiramos con muchos motivos a alcanzar nuestra meta del 15% para este año”, manifestó durante una entrevista radial.

En esa línea, el funcionario descartó un imprevisto desborde inflacionario hacia fin de año o en 2019. “Miremos el vaso medio lleno: en 2017 la inflación fue muchísima más baja que la de 2016 y nadie duda que la de 2018 será más baja que la de 2017. En 2019 es imposible pensar que será más alta que la de 2018, va a ser muchísimo más baja. Esencialmente porque en buena medida el aumento en los precios de los servicios regulados -a excepción del transporte- van a tener una variación muy similar a la del índice general de precios, más allá de lo que se determine en las audiencias y el precio internacional del petróleo, o temas sectoriales”, detalló.

Según el ministro, en pleno año electoral el costo de vida no se rebelará, aunque los aumentos seguirán constantes. “En 2019 buena parte de la convergencia hacia los niveles compatibles con la eliminación de los subsidios se habrá dado en el agua, gas y electricidad, y simplemente en el transporte vamos a estar por debajo de los precios de equilibrio. En el resto se habrá logrado una convergencia que hará que la suba de precios regulados será menor en 2019”, apuntaló.

LEÉR MÁS  Los aumentos para el resto de 2018 y 2019

Asimismo, reclamó a los sindicalistas y empresarios acordar paritarias “en línea” con la meta del 15% y aseguró que el Gobierno no intercede para fijar techos o topes a los incrementos salariales. “En términos generales no nos metemos en las paritarias del sector privado. El sector privado tiene que actuar con responsabilidad en ambos lados, de los empresarios y los trabajadores. Cada debe actuar en defensa de los intereses, que son conjuntos. La acción del Ministerio de Trabajo es actuar para que la cancha esté equilibrada y que la negociación se de en un marco razonable. No nos metemos en las negociaciones del sector privado”, afirmó.

“Para el sector privado libertad total y los sectores deben actuar con responsabilidad, defendiendo el salario y también el empleo. El empresario deben cuidar que sus empresas sean viables y de eso debe surgir un acuerdo, donde los aumentos tiene que tener en cuenta la productividad”, enfatizó.

Al ser consultado sobre las negociaciones con los gremios estatales, dijo: “En el sector público tenemos muchas realidades diferentes, el nacional y los provinciales. En las provincias hoy necesitan cumplir con la ley de responsabilidad fiscal vigente y en función de los aumentos de 2017 hay provincias que están en condiciones de dar aumentos más altos o más bajos. En la Patagonia los acuerdos son muy restrictivos. En la Nación (la paritaria) va de julio a julio y se dará en un tiempo. Nosotros tenemos que cuidar las finanzas públicas y en necesitamos un acuerdo que esté en línea con la evolución de la inflación”, indicó al enviar un mensaje por elevación al titular de UPCN, Andrés Rodríguez, hoy en la vereda opuesta al moyanismo.

• Crecimiento económico

En este marco, según Dujovne, la economía argentina de hoy puede crecer durante muchos años. “Este es el sexto trimestre de crecimiento, que es el récord de los últimos seis o siete años”, desatacó. “En 2017 crecimos por debajo del 3% y este año pensamos que lo vamos a hacer por encima. El empleo privado crece a paso firme, baja el desempleo y la pobreza. Vamos por el buen camino, más allá del malestar por la inflación de estos meses, que es el costo a pagar porque estamos normalizando las tarifas y la situación fiscal”.

LEÉR MÁS  Se viene un nuevo aumento del pan

Asimismo, reiteró que los objetivos del Gobierno son el equilibrio fiscal, una inflación similar a la de los países vecinos e integrarnos al mundo. “La hoja de ruta es muy definida”, indicó.

“Lo que hacemos tiene una lógica: en lo fiscal tenemos un programa orientado en bajar el déficit 1% por año y eso nos lleva a equilibrio entre 2020 y 2021; la reforma tributaria se implementará durante cinco años y al término, la Argentina va a tener un sistema similar al de los países exitosos, sin impuestos extraños, bajando alícuotas de Ganancias e Ingresos Brutos en las provincias; la ley de responsabilidad fiscal, va a llevar a que la Argentina tenga un gasto público respecto del PBI al 33% en 2023, comparado con el 43% que tenía al asumir Macri; en no más de dos años todas las provincias van a estar en superávit, con sus cuentas saneadas”, pronosticó.

El ministro consideró que estas medidas promueven políticas invisibles. “Hay cosas que están ocurriendo, que no se ven y probablemente sean muy técnicas, pero que antes no las teníamos. Es cierto que el déficit baja 1% por año, pero lo que ocurre detrás de eso es que bajamos impuestos y el gasto. Una novedad que tuvo este Gobierno cuando asumió es que junto al déficit alto había una presión impositiva récord y tuvimos que bajar las dos cosas a la vez”, aseveró.

• Frente externo

Al ser consultado sobre la situación internacional, Dujovne trazó su propio análisis. “Uno por supuesto que está expuesto a los vaivenes del mundo y la economía argentina vuelve a integrarse al mundo y eso tiene un montón de oportunidades. Creemos que vale la pena estar expuestos a ese riesgo y estar más integrados al mundo. Si hubiera un cambio en la situación financiera internacional o un cambio en el crecimiento mundial, nos afectaría”, advirtió.

LEÉR MÁS  Los aumentos para el resto de 2018 y 2019

Pero al mismo tiempo aclaró que otros aspectos de la coyuntura externa pueden beneficiar al país, a pesar de la suba de la tasas en los Estados Unidos. “Lo que ocurre es una pequeña suba de tasas porque el mundo crece a un ritmo más elevado. Pasa algo nuevo: desde la crisis de 2008 el crecimiento venía decepcionando y recién hoy los EEUU, Europa y Japón crecen juntos los tres. Pero además Brasil, va tener el primer crecimiento importante después de muchos años de recesión. Más allá la dela suba de tasas, lo que ocurre en el mundo no deja de tener un aspecto muy positivo para una Argentina que quiere exportar más”, subrayó.

• Banco Central

En cuanto a la política monetaria y el movimiento de tasas locales exculpó al Gobierno nacional y apuntó al Banco Central. “La entidad tiene que actuar según su visión de la tasa de inflación y sus posibilidades de cubrir esa meta. Las metas que tenía vigentes el banco desde enero de 2016 las había determinado el Poder Ejecutivo, las había anunciado Alfonso Prat Gay. En diciembre se cambiaron porque no eran cumplibles y que estaban actuando como ancla de la inflación”, recordó.

En ese marco, dijo que el Central “es el más indicado para decidir cómo actúa en su política de tasas de interés” y explicó los motivos de la reducción de tasas ordenada por Federico Sturzenegger. “Lo que hizo fue manejar el tamaño de la contractividad de la política monetaria. Si la tasa de corto plazo es 28%, 29% o 30% y la tasa de inflación es muchísima más baja, si se miran los próximos 12 meses, lo que cambió fue que el tamaño cedió un poquito”, sostuvo, y remarcó: “La sintonía fina la hace el Banco Central, la única injerencia del Poder Ejecutivo es determinar la inflación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here