Será un “conference call” con los principales fondos neoyorkinos. El Banco Central negociará con el FMI un mayor margen para usar reservas

Ante el agravamiento de la crisis financiera que atraviesa la Argentina, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tendrá contacto directo con los principales administradores de fondos de Wall Street. O al menos con la mayoría de los que en los últimos dos años y medio compraron bonos argentinos y otros activos locales. Será a través de un “conference call”, es decir una llamada en la hablará sobre el acuerdo con el FMI, las proyecciones económicas y también contestará preguntas.
Es posible que Dujovne esté acompañado por Santiago Bausili, secretario de Finanzas y mano derecha de Luis “Toto” Caputo cuando éste se desempeñaba como ministro del área. Es un funcionario ya muy conocido para todos los que han tomado contacto con el equipo económico desde que asumió Mauricio Macri.
Los fondos de inversión que más compraron bonos argentinos en los últimos dos años y medio son ahora los que le dan la espalda al Gobierno. La intención oficial es empezar a revertir esa desconfianza

LEÉR MÁS  Letes versus Lebac: el millonario costo que paga el Gobierno por una estabilidad incierta

El objetivo es hacer un trabajo fino para reconstruir la confianza de los mercados, totalmente quebrada luego de los acontecimientos de los últimos tres meses. Según pudo averiguar Infobae, la iniciativa fue respaldada también por el propio Presidente. Y no sería raro que en breve tanto Dujovne como Bausili viajen a Nueva York para entrevistarse cara a cara con esos inversores, que han decidido darle la espalda a la Argentina. Caputo no será parte del “conference” porque es el presidente del BCRA y se trata de mostrar una imagen de autonomía.
La decisión de acercar a Dujovne a Wall Street se tomó el viernes tras la suba del dólar a niveles otra vez récord. Fue necesaria la intervención del Banco Central con USD 300 millones para evitar que llegara a los $ 30. Y lo más grave es que el riesgo país terminó en 612 puntos básicos, el mayor nivel desde que Gobierno Cambiemos. El deterioro de los bonos deja totalmente afuera a la Argentina del mercado de crédito internacional, complicando también a las provincias y al sector privado.
Por lo tanto, las urgencias en este momento pasan por dos frentes: contener de una vez al dólar (para impedir flotaciones tan bruscas) y lograr una mejora de los bonos para recuperar el acceso a los mercados financieros.
El presidente del BCRA, Luis Caputo, evalúa pedirle al FMI un mayor margen de maniobra para usar reservas. Según el acuerdo firmado, el Central no podría salir a vender en todo el segundo semestre
Ya el viernes Macri buscó dar señales de acercamiento a gobernadores y legisladores peronistas, quienes dieron su apoyo para que el Gobierno pueda cumplir con su meta de reducir el déficit primario a 1,3% en 2019. Obviamente será un respaldo condicionado, sobre todo relacionado con los lugares por donde pasará la tijera. Todo se discutirá en el proyecto de Presupuesto 2019.
Por otra parte, también habría novedades por el lado del Banco Central. La intención de Caputo sería pedirle al FMI un cambio en las condiciones fijadas originalmente en el acuerdo relacionado con el nivel de reservas. Tal como está redactada la Carta de Intención, el BCRA no podría utilizar reservas hasta fin de año. Y los USD 300 millones del viernes último fueron el “último cartucho”.
De esta forma, se le quita al BCRA toda posibilidad de intervención en el mercado en pos de mantener un nivel adecuado de “reservas netas”. Pero todo esto quedó bajo revisión y en las próximas horas podría haber novedades en esa dirección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here