Dólar inestable: las claves para los viajes al exterior

La compra de pasajes, el pago de hoteles y el manejo de dinero, entre otras cosas. A tener en cuenta para controlar los gastos.

Un dólar que sube, baja un poco, vuelve a arrancar. Incertidumbre que en el mundo de los viajes al exterior, en donde las compras se hacen, en general, con anticipación, genera dudas, ponen un freno. ¿Compro pasajes ahora? ¿Espero? ¿Qué hago con los hoteles? ¿Cómo voy a pagar la tarjeta?

Ante un dólar cambiante e inestable, van algunos consejos para tener en cuenta.

Pasajes aéreos. Evitar la compra de pasajes aéreos en agencias de viajes del exterior. En primer lugar porque no se rigen por la legislación argentina, con lo cual, ante cualquier problema, no hay dónde reclamar.

Por otro lado, si bien es cierto que los precios que ofrecen suelen ser atractivos, hay que tener en cuenta que están en dólares y se debitan de la tarjeta de crédito el día del cierre de la tarjeta, no en el momento de la compra.

LEÉR MÁS  Detalle sobre los más ricos de la Argentina

“Es conveniente comprar en agencias de viaje argentinas o en líneas aéreas que permitan pagar en pesos y en cuotas dejando que la inflación y el dólar hagan su trabajo”, señala Matías Mute, co-fundador de Promos Aéreas, especializados en buscar diariamente los mejores precios y ofertas en materia de pasajes aéreos.

Alojamiento. Atención con el alojamiento que se abona en destino. Pueden parecer una excelente alternativa. Pero para el mercado argentinos no es una buena opción ya que puede suceder que, al pagar en el lugar, se abone mucho más en relación con la cotización del dólar al momento de reservar. “Lo ideal en este caso es esperar a una promoción de 12 cuotas en hoteles prepagos con todos los impuestos incluidos para evitar sorpresas. Este tipo de promociones suelen salir una o dos veces al mes”, dice Mute.

LEÉR MÁS  Detalle sobre los más ricos de la Argentina

Moneda extranjera. Comprar la moneda del país de destino (o dólares): se podrá utilizar ese dinero en pagos de gastos en el destino o para abonar la tarjeta de crédito que se utilice durante el viaje.

“Si vas a comprar dólares porque vas a viajar, creo que conviene comprar viajes en dólares a un precio más barato del que tendremos en el momento de viajar efectivamente”, señala Mute. “A veces, ir con dólares (o la moneda del país), puede hacer que uno controle más su presupuesto. El plástico no tiene sentimientos».

Flexibilidad y anticipación. Dedicar tiempo a buscar, comparar y probar con distintas fechas. Lógicamente, cuanta mayor flexibilidad tengamos en materia de fechas y destinos, más fácil será aprovechar ofertas especiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here