El próximo 20 de este mes se celebra en nuestro país otro Día del Niño, y como siempre sucede, los comerciantes aprovechan la fecha para remarcar los precios, que ya estaban altos.

Sin embargo, a pesar del anuncio del incremento, los jugueteros y libreros locales auguran buenas ventas respecto del año anterior, cuando los clientes eligieron comprar productos artesanales y por Internet, situación que desplomó el mercado local de casi todos los productos.

Pero desde el sector parecen no comprender y redoblan la apuesta incrementando 10% respecto del Día de Reyes. A raíz de esta situación, especialistas en consumo y economía familiar recomiendan volver a comprar ‘on line’ y estar atentos a las ferias comunitarias del juguete que se organizan en casi todos los departamentos. En estos espacios los costos son hasta un 70% más bajos.

Inclusive, comprando por Internet se puede ahorrar mucho dinero aún pagando los costos de envío.

Lo que se vende
Fuera de lo usual, el próximo Día del Niño será el tercer domingo de agosto, o sea el 20.

Esto se generó luego de una decisión de la Cámara de Librerías a nivel nacional. Inicialmente se pasó al segundo domingo del mes porque se creía que los papás ya habrían cobrado y podrían comprar cosas mejores para los chicos. Pero finalmente, por las elecciones, se pasó al tercer domingo.

LEÉR MÁS  Después de las elecciones bajo el dólar mayorista

Al respecto, Gustavo Fernández, presidente de la Cámara de Librerías de Mendoza, se refirió a los aumentos registrados en el rubro. “Los juguetes han aumentado, aproximadamente, hasta un 10% desde el mes de enero cuando fue Reyes. Los chicos, lo que más piden es todo lo que es publicitado, todo lo que sale en televisión y sobre todo están pidiendo mucha tecnología. Nos quedamos cada vez con menos espacio y menos edades de chicos para regalar juguetes. Lo que más se vende en este momento son juguetes para bebé, porque siempre consume un juguete. Hay mucha tecnología y hay muchas cosa nuevas para bebés y también hasta los 8 o 9 años, cuando empiezan a pedir un celular, una tablet o una computadora”, señaló Fernández.

Luego, consultado sobre precios, el entrevistado dijo: “Tenés juguetes desde $20 o $25, hasta $3 mil, $4 mil y $5 mil. Una muñequita flaquita como la Barbie está alrededor de los $100, $120, o menos; una pelota de fútbol está en $100, $120, y cuando hablamos de cuero y mejor calidad que se consigue en las casas de deporte sobrepasa los $500. Un autito pequeño que viene en burbuja, esos que vienen con la bolsita de plástico, están alrededor de $40 o $50 y de ahí tenés más grandes y de mayor valor.

LEÉR MÁS  Hoy aumentaron las naftas entre 9,5 y 10%

–¿En tecnología, qué buscan?
–En tecnología sabemos que venden celulares, tablets, juegos de computadoras, PlayStation, y ahora se suma el tema de los drones. Ya hay lugares en el país en los que se están vendiendo, lo que en algún momento se tendrá que reglamentar porque es un tema bastante sensible.

Ventas en alza
Las ventas de juguetes subieron 7% en los primeros siete meses del año con relación al mismo período del 2016, informó ayer la Cámara Argentina del Juguete, que mostró su optimismo respecto de las ventas del Día del Niño.

El presidente de la entidad, Matías Furió, dijo que el sector “sigue trabajando por el país y generando empleo”, y que el sector ya supera los 10 mil trabajadores, con un aumento del 2.000% desde 2002.

Consultado sobre las importaciones, sostuvo que continúan “trabajando codo a codo con el Gobierno para lograr un comercio racional y combatir el dumping social desde países como China”, que explica el 79% de las compras de juguetes al exterior.

En el primer semestre, las importaciones subieron 17%, al pasar de 59,3 a 69,6 millones de dólares, mientras en volumen creció 28%, de 7.533 a 9.620 toneladas.

LEÉR MÁS  5 grandes problemas que el Gobierno debe enfrentar

La producción de juguetes, en tanto, mostró un crecimiento del 5% entre enero y julio, hasta los 77 millones dólares, y entre 2007 y 2016 se expandió 141%.

Las ventas de juguetes, como otros sectores, recibieron un duro golpe en el arranque del 2017, cuando se dejó sin efecto el plan ‘Ahora 12’, con bajas del 5% en febrero, 65% en marzo y 10% en abril.

Pero a partir de mayo registró una fuerte recuperación, tras la realización de la Feria de Juguete y la implementación de las ventas en tres cuotas, con un alza del 11% en ese mes, del 65% en junio y del 3% en julio.

Furió destacó que la industria del juguete es competitiva, porque el sector realizó fuertes inversiones en los últimos años, en especial antes de que se produjera la salida del cepo cambiario y se oficializara la devaluación, a fines de 2015.

“Todas las empresas son pymes familiares que realizaron inversiones en bienes de capital, incorporando maquinaria de última generación. Los procesos productivos están automatizados y la cadena de valor está integrada por componentes nacionales en un 100%”, destacó Furió.

Esta cámara industrial representa al sector agrupando a más de 200 fabricantes de juguetes en la Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here