Devaluación, ajuste y endeudamiento: el plan de la oposición que promovió el 18A

En un año electoral, el debate entre oficialismo y oposición ofrece variadas aristas.

Las críticas a la política social y económica pueden ser diversas, consistentes o contradictorias así como genuinas o no tanto. En definitiva pueden estar expresando intereses diversos.

Esto es lo que puede observarse en el curso de las manifestaciones como las del 18A, que así como reveló la inevitable existencia de disconformidades, también puso de manifiesto que estas intentan ser canalizadas y fogoneadas por grupos que responden a intereses económicos determinados y que no necesariamente logran realinear esa disconformidad detrás de un reclamo homogéneo.

Gran parte de la oposición la utiliza como sustento o legitimización de sus planteamientos. Pero el análisis de estas disconformidades debería ser más profundo y menos tendencioso. Los discursos pueden ser algunos más claros y directos que otros, pero en cuanto existe un interés económico por detrás, suelen darle mejor al blanco del asunto.

OTRA VEZ SOPA. El economista Carlos Melconian es un referente de la política económica que por lo menos buena parte de la oposición propone. De hecho fue propuesto por Mauricio Macri como candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires para las próximas elecciones y sus recientes columnas de opinión en el diario La Nación establecen críticas a la situación económica del país. Los señalamientos del economista son bastante claros: en relación a la inflación ”que el gobierno no se pase de rosca con el expansionismo fiscal y monetario, que pueda moderar la puja entre precios y salarios, y que encuentre atajos efectivos para lidiar con el atraso cambiario y el dólar informal”.

Congelamiento salarial y reducción del gasto público subyacen a las propuestas del ex candidato a Ministro de Economía de Menem, que sumado a la necesidad de ”reinsertar a la Argentina en el mundo real y financiero” deja entrever un guiño al capital financiero internacional. En este punto habría que ahondar los costos que estaría dispuesto a acarrear para la atracción de capitales al país; en la Argentina algunos de estos costos ya fueron repagados por los trabajadores y jubilados.

LEÉR MÁS  La AFIP sube el tope de compras por persona en el exterior a US$500

En una entrevista a Alfonso Prat Gay en Radio Mitre a mediados de 2012, el economista y diputado por la Coalición Cívica declaraba que ”lo único barato que queda hoy es el tipo de cambio oficial al cual deben exportar todos los exportadores. Con ese tipo de cambio Argentina no puede crecer. El gobierno, en vez de resolver el atraso cambiario con medidas sensatas, lo profundiza.” Léase: la manifestación de la necesidad de una mayor devaluación del peso, medida económica también sostenida por parte del empresariado. Pero al mismo tiempo Prat Gay declara que el principal problema es la inflación, o sea que si la propuesta es devaluar pero contener la inflación, y en tanto la magia no existe, se pueden encontrar algunas similitudes con las declaraciones de Melconian que apuntan a ”moderar la puja entre precios y salarios” y limitar ”el expansionismo fiscal”, así como también ”lidiar con el atraso cambiario”.

El aumento de la competitividad internacional del empresariado local podría darse vía la devaluación del tipo de cambio o mediante un aumento de la productividad. La primera opción sería en primer instancia la preferida por aquellos en tanto no requiere de fuertes y riesgosas inversiones y a su vez comprende la licuación salarial, la disminución relativa de los costos a precio internacional, y por lo tanto un incremento inmediato en las ganancias. De aquí que los intereses detrás de ciertas propuestas sean claros. El libro-informe Fuga de divisas en la Argentina. Informe Final de la Comisión Especial de la Cámara de Diputados del 2003, denunció que Melconian fue una de las personas físicas que fugaron capitales en 2001 evitando el corralito gracias al acceso a información confidencial que obtuvo. Lo mismo habría sucedido según dicho informe con firmas asesoradas por su consultora M&S como ser Molinos, Massalin Particulares, Aceitera General Deheza, Acindar, Syngenta Agro y Los Grobo. Los intereses particulares detrás de Prat Gay son aún más visibles. El diputado administra hoy la herencia de Fortabat habiendo ingresado como administrador de la venta de Loma Negra en el año 2005. Esta empresa también fue fugadora de divisas y es el emblema de concentración económica más reconocido del país.

LEÉR MÁS  El dólar, la inversión del año

Entrevistado por Tiempo Argentino, Ángel José Sciara, ministro de economía de la provincia de Santa Fe y posible candidato a Ministro de Economía de un hipotético gobierno de Hermes Binner, también señala como principal problema la inflación ”que ha transformado un modelo de tipo de cambio real alto a uno de tipo de cambio bajo”. Si bien considera que la oferta monetaria no es normalmente un causal inflacionario, ”hoy por hoy se podría poner en duda esa aseveración. Hay que tomar el toro por las astas y tomar políticas de desinflación de la economía”. Y agrega ”nosotros pensamos al igual que varios funcionarios del gobierno que el endeudamiento público tiene que ser para financiar obra de infraestructura pero por otro lado no se resolvieron los problemas que limitan la posibilidad de acceder a los mercados de capitales”. Pero como se señalara en una nota de Tiempo del 6 de enero, la situación de la deuda pública de la provincia de Santa Fe se aproxima a su punto crítico después de haber aumentado en un 69,8% entre 2010 y 2011. Por su parte el gobierno provincial intentó paliar el déficit fiscal vía un aumento de impuestos, donde el impuesto rural cobrado a los productores de soja resultó mínimo en comparación con los incrementos aplicados a los trabajadores. Por su parte el boom sojero-exportador de esta provincia no habría resultado en mejoras en la infraestructura necesaria para aumentar la productividad del puerto provincial ni en mejoras en la distribución del ingreso.

Según el mismo diario La Nación, las encuestas muestran que los recientes caceroleros no tienen un político que los represente. Y es de esperar en tanto los lineamientos políticos y económicos de la oposición, así como sus resultados, son ya conocidos, y no demostraron nunca ser una salida a ningún tipo de reclamo popular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here