Destacan el buen momento de la relación con China

Las relaciones económicas y comerciales entre la Argentina y China atraviesan por un momento clave, quizás el más importante desde que en 2004 los presidentes de los dos países, Néstor Kirchner y Hu Jintao, respectivamente, abrieron esta nueva etapa de las relaciones bilaterales.

La Argentina se encuentra claramente en el radar de los intereses chinos. Y esa elección tiene sus beneficios, pero también sus complicaciones.

Entre los primeros puede mencionarse la reciente firma de un acuerdo por el que China aceptará en su territorio soja y maíz argentinos geneticamente modificados, ampliando el abanico de productos agrícolas que está dispuesto a recibir. El viernes pasado, el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, cerró el convenio con su par Han Chang Fu. »Es una de las noticias más importantes para el país en términos de comercio exterior de los últimos tiempos», aseguró el ministro, y agregó que »el ministro chino nos acaba de confirmar la aprobación de todos los eventos de maíz y de soja que teníamos pendientes, incluida la Intacta de Monsanto». Yauhar también confirmó la compra por parte de China de las primeras 60 mil toneladas de maíz argentino. »En la próxima campaña ya vamos a poder estar utilizando estas semillas aprobadas y obviamente podremos comercializar más producción», señaló el funcionario.

LEÉR MÁS  En Mendoza la inflación acumulada del primer semestre fue del 21,8%

Para el embajador de China en Buenos Aires, Yin Hengmin, »las relaciones entre China y Argentina se encuentran en su mejor momento histórico. Desde 2004, cuando los dos presidentes intercambiaron visitas de Estado y declararon el establecimiento de una asociación estratégica, estas relaciones vienen desarrollándose permanentemente en todos los campos, especialmente en el comercio bilateral y en las inversiones», señaló el diplomático.

Respecto de los acuerdos agrícolas, Yin expresó que »China no quiere primarización ni superávit (comercial con la Argentina), quiere un desarrollo beneficioso para ambas partes».

El convenio que firmaron Argentina y China se concretó en el marco del primer Foro de Cooperación Agrícola entre China y América Latina, que reunió a más de 20 ministros de Agricultura de la región con Han Changfu. »China ha abierto la posibilidad a todos los países latinoamericanos y Argentina de vender productos primarios, con valor agregado y premium, que van desde la soja hasta la leche maternizada, por lo que buscamos agilizar las relaciones para tener un comercio más fluido», explicó Yauhar. Luego de la celebración del foro, Han Changfu señaló que el objetivo de los trabajos que se vienen realizando entre China y los países de América Latina tiene que ver con »fomentar la cooperación y la seguridad alimentaria, con eje en el desarrollo tecnológico».

LEÉR MÁS  La inflación de junio a nivel nacional fue de 2,7% y en Mendoza, 2,6%

Con este fin, China destinará U$S 50 millones anuales para financiar proyectos en la región, además de los aportes financieros que ya realiza y de las varias iniciativas que hay en estudio, como la que existe para incorporar cerca de un millón de hectáreas al área productiva en Argentina.

Según datos de la Aduana de China, el comercio entre el país asiático y América Latina fue de más de U$S 261 mil millones en 2012, de los cuales U$S 28 mil millones corresponden a productos agrícolas. Estos datos ponen de relieve el aspecto más complejo de la relación, cual es la defensa de la producción industrial local. China es un gran exportador de bienes intermedios y de consumo y suele emplear su enorme poder de compra para presionar por la apertura de más mercados para sus fábricas, con capacidad ociosa por la crisis europea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here