A diferencia de lo que venía ocurriendo en los anteriores informes del FMI en esta oportunidad el organismo volvió a publicar una estimación de inflación. En los cuadros estadísticos con una llamada el Fondo señala que la inflación de 2014 de la Argentina no fue publicada por el cambio de metodología en el cálculo de las variaciones de los precios, ya que el país dejó de elaborar el índice para el Gran Buenos Aires y comenzó confeccionar un índice con alcance nacional -IPCNu-, cambio geográfico que invalida la comparación. También recuerda que solicitó mejorar la calidad de las estadísticas argentinas sobre inflación, y se reconocen las acciones tomadas por el país en este sentido para remediar lo que el organismo consideraba como información inadecuada. Al respecto, aclara que, según lo previsto, el nuevo IPCNu será sujeto a futuras revisiones.

La Argentina ocupa el quinto lugar entre los países del mundo con mayor inflación, un ranking que es liderado por Venezuela con una tasa del 96,8%, seguida por Ucrania con 33,5%.

Si bien reconoce que ha mejorado su proyección sobre actividad para el país, de todas formas estima una ligera contracción de 0,3% para el año en curso.

En términos generales, el organismo multilateral calificó de ”moderado” al crecimiento mundial – se estima en 3,5% – pero con situaciones muy desiguales entre regiones y países.

LEÉR MÁS  El dólar cotizó casi sin cambios a $17.78

Las perspectivas económicas para la Argentina han mejorado, sostiene el Fondo, con relación al pronóstico de octubre pasado, como consecuencia de una ”moderación en las presiones en el balance de pagos”, es decir, aunque no lo explica, que para el organismo habrá menos exigencia de divisas.

De todas formas, se espera una contracción de la actividad de 0,3% para el año en curso, y contradiciendo a economistas privados, estimó que en el 2014 el PBI creció 0,5%. A pesar del cambio del gobierno, el organismo no es muy optimista solo estima que la actividad casi se mantendrá igual en 2016: 0,1%.

La Argentina ocupa el quinto lugar entre los países del mundo con mayor inflación, un ranking que es liderado por Venezuela con una tasa del 96,8%, seguida por Ucrania con 33,5%.

El mejor pronóstico para la actividad económica argentina se fundamente en ”una expansión más fuerte del gasto público y un mayor consumo privado que en parte compensará la caída en las inversiones y las exportaciones”.

El FMI espera un aumento en el déficit de la cuenta corriente del balance de pagos de la Argentina, que pasaría de representar 0,9% del PBI en 2014 a 1,7% en el año en curso y 1,8% en el próximo.

LEÉR MÁS  Creció un 14% la superficie para producir ajo en Mendoza

También se proyecta un empeoramiento de la situación fiscal ya que el déficit pasaría de 2,7% del producto en 2014 a 4,1% en el año en curso y en el 4% en 2016.

En cuanto a la tasa de desocupación, las proyecciones del FMI anticipan una caída del 7,3% de la población económicamente activa en 2014, a 7% en el presente año, pero anticipa un aumento del desempleo para 2016 ya que proyecta una tasa de 8,1%.

El contexto regional no beneficiará al país, ya que se espera un avance de sólo 0,9% para América Latina y el Caribe. Brasil, la principal economía de Sudamérica, tendría una contracción de 1%. Se considera que en este país el clima de los negocios se mantiene ”débil” por la no resolución de los desafíos que el país enfrenta en materia de competitividad, el riesgo a corto plazo de racionamiento de agua y energía eléctrica y por la situación derivada de las investigaciones en el caso Petrobras, como así también por una necesidad de un ajuste fiscal superior al esperado inicialmente.

CRECIMIENTO ”MODERADO”

El crecimiento mundial permanece ”moderado” aunque con perspectivas desiguales entre países y regiones, señala el informe. Se espera que la economía del planeta avance 3,5% en el año en curso y logre algo más de velocidad en 2016 cuando se crecería 3,8%.

LEÉR MÁS  Sería inminente un nuevo aumento en el precio de las naftas

Sin embargo, el Fondo puntualiza que mientras tiende a fortalecerse el crecimiento en los países con economías avanzadas, por el contrario, se esperan tasas menores que en años anteriores para los emergentes.

El contexto regional no beneficiará al país, ya que se espera un avance de sólo 0,9% para América Latina y el Caribe.

El crecimiento mundial irá de la mano del rebote en la actividad de las naciones desarrolladas que, en promedio tendrían un avance de 2,4%, contra 1,8% del año pasado, apuntalado en la caída de los precios del petróleo.

En cambio, las perspectivas para los países emergentes han ”empeorado ligeramente”. Para este grupo se proyecta un crecimiento de 4,3% para el año en curso, por debajo del 4,6% del 2014. Las razones son múltiples y entre ellas se destacan la baja de las materias primas, particularmente del precio del petróleo.

Por su parte, se espera una desaceleración de la economía china. Las tasas de crecimiento para la potencia asiática se vienen reduciendo sistemáticamente: pasaron de un aumento del producto de 7,8% en 2013 a una tasa de 6,8% para el año en curso y todavía menor – 6,3% – para el próximo, una mala noticia para uno de los principales países donde Argentina coloca sus producción primaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here