En la comparación interanual se refleja que existen actualmente más líneas de crédito disponibles para el sector agropecuario, tanto en pesos como en dólares

Las estimaciones de una cosecha récord para la presente campaña todavía se mantienen. A pesar de las cuestiones climáticas, que afectaron a gran parte de la zona núcleo durante varios meses del año, desde el Ministerio de Agroindustria de la Nación mantienen la esperanza de que este año se llegue a una cosecha récord de 130 millones de toneladas. Es más, el subsecretario de Agricultura, Luis María Urriza, ya estimó que para la campaña que viene, la 2017/18, la Argentina producirá un 5% que la actual campaña, “si las condiciones climáticas acompañan”.

Con este panorama, y la mayor actividad y dinamismo que viene tomando el sector desde hace un año, con la asunción del nuevo Gobierno, la financiación hacia los productores y empresa agrícola también parece estar repuntando. Según un relevamiento realizado por el Área de Economía de Aacrea (la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola), las líneas de crédito promedio por banco disponibles para el sector agropecuario pasaron de 7,8 en 2016 a 9,3 en lo que va de 2017. Esto significó un 19,2% de crecimiento, en el caso de las financiaciones en pesos (entre las entidades bancarias, tanto públicas como privadas, líderes del mercado).

Por el lado de la financiación en dólares, se aprecia un crecimiento incluso mayor. En la comparación interanual, se advierte que se pasó de 2,8 líneas de crédito por banco en 2016 a 4 en lo que va de 2017, lo que evidencia un 42,9% de alza. En ambos casos, los productores o empresas agropecuarias tuvieron y tienen en la actualidad acceso a créditos a menores tasas, ya que disminuyó la tasa ofrecida promedio.

En el caso de la financiación en pesos, se pasó desde una TNA promedio de 28% a una de 23% (vigentes al mes de mayo), mientras que para la oferta en la moneda extranjera, la tasa promedio ofrecida pasó de 5,6% a 4% anual.

El relevamiento sostiene que entre las opciones de financiamiento en moneda local, se destacó que varias de las entidades participantes ofrecen fondos en pesos para la compra de campos con hasta cinco años de plazo, modalidad no reportada el año pasado. Además, también hoy se pueden obtener créditos en dólares para la compra de hacienda o para la adquisición de maquinaria en la modalidad de prenda, una alternativa no reportada durante todo el año pasado. “El panorama observado es coherente con las estadísticas del Banco Central. Las líneas en dólares disponibles para el sector tuvieron un crecimiento importante al tiempo que se redujo la tasa ofrecida, mientras que las opciones en pesos registraron de igual manera un crecimiento, aunque menor, y mostraron una menor tasa en sintonía con una política monetaria menos restrictiva por parte de dicha entidad”, destacó el informe.

En el caso del endeudamiento, se especifica que el sector viene incrementando el endaudamiento en moneda extranjera desde el cambio de Gobierno y sus políticas para el sector. De hecho, el stock de crédito en dólares se multiplicó unas 6,5 veces entre diciembre de 2015 y marzo de 2017, por lo que el financiamiento en dólares pasó de representar el 4,2% del crédito al sector al 27,6%. En tanto, en pesos, el stock de deuda del sector tuvo una disminución de 30%, desde diciembre de 2015 hasta la actualidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here