Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) demuestra que en los recursos que percibieron las provincias por Coparticipación y Fondo Sojero, durante los primeros seis meses del año, hay una brecha que se profundiza.

El podio de las mejores, a raíz de la particular distribución que impera en el sistema, es encabezado por Tierra del Fuego con $ 14.631 que percibe cada habitante, seguido por Catamarca con $ 7.565 y Formosa con $ 7.271.

Mientras, en el otro extremo se ubicaron Buenos Aires con $ 3.330 por habitante y en la penúltima posición está la provincia de Salta con $ 3.972 por habitante.

Bajo este esquema de distribución, la provincia del ”fin del mundo” junto con la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Catamarca y Formosa, presentan niveles de ingresos por habitante muy por encima de la media nacional.

LEÉR MÁS  El impuesto a las cervezas, otro golpe a las economías regionales

De acuerdo con los números, en segundo lugar se encuentran las provincias del centro y Cuyo del país, mientras que algunos estados del Norte sostienen sus bajos productos per cápita. Lo llamativo es que este lote, lo integran también Córdoba, Jujuy, Tucumán y Mendoza, apenas por encima de Salta y con importe que oscilan entre los $ 4.000 y los $ 5.000 por habitante.

Provincia por provincia. Del informe del IARAF se evidencia que la provincia de Tierra del Fuego tiene el mayor ingreso per cápita, el cual alcanza los $ 14.631.

LEÉR MÁS  Presionada, renunció directora de INDEC que medía pobreza y desocupación

En segundo lugar se ubica Catamarca con un monto de recursos por habitantes de $ 6.565, un 48% menor al líder de la lista, seguido por la provincia de Formosa ($ 7.271 por habitante). La provincia de Buenos Aires es la jurisdicción que para el primer semestre del año registró el más bajo desempeño en termino per cápita, al percibir cada uno de los ciudadanos $ 3.330, un 77% menos al evidenciado por Tierra del Fuego.

Los argumentos. Tierra del Fuego recibe 4 veces más por habitante que la provincia bonaerense. Las diferentes posiciones relativas en el ordenamiento de recursos tributarios habituales per cápita, obedecen a razones marcadamente diferenciales. Por ejemplo, en el caso de Catamarca resultan tan elevados los envíos nacionales contabilizados por habitantes que permiten que, aún sin incluirse rubros como las regalías mineras y/o hidrocarburíferas, alcancen un buen nivel de ingresos.

LEÉR MÁS  El impuesto a las cervezas, otro golpe a las economías regionales

Para el IARAFm cabe destacar que cuando la recaudación propia por catamarqueños es relativamente baja, la jurisdicción dispone de una capacidad de gasto por habitante algo superior a la de CABA, donde la coparticipación promedio por habitante es la más baja de todas, y esto resulta compensado por la elevada recaudación propia por habitante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here