Datos que preocupan en materia económica. El consumo se encamina a cerrar el peor año en más de una década, con el tercer mes consecutivo con una baja en el volumen de ventas superior al 7 por ciento.
La medición de la consultora privada CCR indicó que, en octubre, la demanda de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza registró una baja interanual del 7,5% en unidades y, de esta manera, acumuló en los primeros diez meses del año un descenso del 4,3 por ciento.
Según indica el diario La Nación, para los supermercados el panorama fue aún peor. Por primera vez desde 2002, las grandes cadenas del rubro rozaron una caída de dos dígitos.
Según los datos de CCR, en octubre las ventas en los súper cayeron un 9% pese a los esfuerzos de las empresas, que redoblaron las acciones promocionales y los descuentos pero igualmente no lograron atraer más consumidores.
Dentro de las grandes cadenas, las más golpeadas por la ola recesiva son las que tienen formatos de mayor superficie.
En octubre, las ventas de los supermercados cayeron un 10,9% en unidades y la de los hipermercados, un 10,1 por ciento.
La novedad fue que la baja del consumo también se sintió entre los llamados locales de cercanía -una propuesta en la que compiten los Carrefour Express o los locales de Día%- que tuvieron una baja del 3,8 por ciento.
El otro dato muy negativo del consumo es la evolución que tuvieron las ventas de los mayoristas. En octubre, la demanda de este canal retrocedió 6,7% en volumen.
Los mayoristas como Diarco, Maxiconsumo, Yaguar o Makro habían sido -al menos hasta ahora- los grandes ganadores del consumo masivo, ya que se habían beneficiado por una migración de los clientes de los supermercados minoristas a la venta por mayor.
Pese a la baja de octubre, en el acumulado este canal continúa mostrando números positivos y en lo que va del año registran un incremento del 3,7% en sus ventas medidas en volumen.
La peor performance la tuvieron las bebidas con alcohol, que cerraron el mes con una baja del 14,3%, aunque al resto de sus compañeros de góndola no les fue mucho mejor.
La venta de lácteos retrocedió un 11,2% en unidades y también lo hicieron artículos de cosmética (-9,6%), alimentos congelados (-7,2%), limpieza del hogar (-8,2%) y bebidas sin alcohol (4,9 por ciento).
Especialmente preocupante fue la caída del 8,2% que se registró en la demanda de productos de almacén, una categoría particularmente sensible al consumo popular que incluye productos como azúcar, yerba o fideos.
LEÉR MÁS  Esta semana esta semana vencen Lebac por $536.000 millones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here