Las reservas de petróleo acumuladas por las economías desarrolladas alcanzaron en mayo pasado un récord de 3.074 millones de barriles y siguieron incrementándose durante junio, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que considera estos grandes inventarios de crudo como una amenaza para la estabilidad de los precios.

”La existencia de reservas muy elevadas supone una amenaza para la reciente estabilidad de los precios”, advierte la agencia vinculada con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su último boletín mensual, señala la agencia Europa Press.

LEÉR MÁS  Sería inminente un nuevo aumento en el precio de las naftas

En este sentido, la AIE señala que, a pesar de las recientes revisiones al alza de la demanda de crudo, hay síntomas de una relajación de este impulso.

De este modo, en el tercer trimestre del año podría registrarse un descenso de los inventarios, aunque existe el riesgo de que sin una demanda más fuerte de la prevista actualmente las reservas vuelvan a subir y amenazar toda la estructura de precios.

Por otro lado, la oferta de petróleo registró en junio un incremento de 600.000 barriles diarios, hasta 96 millones de barriles al día (mb/d), aunque la cifra es inferior en 750.000 barriles a la de un año antes, ya que la mayor producción de la OPEP no compensa totalmente el descenso de 900.000 barriles previsto para los países ajenos al cártel.

LEÉR MÁS  YPF firmó acuerdos por convencionales en Mendoza

La oferta de los países de la OPEP registró en junio un incremento de 400.000 barriles, hasta un máximo de ocho años de 33,21 mb/d, incluyendo un récord de suministro de Arabia Saudita, con 10,45 mb/d, lo que supone un aumento de 510.000 barriles en comparación con el año pasado.

LEÉR MÁS  A partir del mes próximo ya circularán los billetes de 1000 pesos

Según la AIE, el actual entorno de bajos precios del petróleo como consecuencia de la estrategia de no limitar la oferta de crudo liderada por Arabia Saudita ha permitido a los productores de Oriente Próximo alcanzar su mayor cuota de mercado desde 1975, a la vez que provocaba un hundimiento sin precedentes de la inversión en el sector petrolero, particularmente en Norteamérica.

Según los datos de la AIE, las inversiones en el sector petrolero han disminuido en 2015 y 2016, su primer retroceso en dos años consecutivos en las tres últimas décadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here