Unas 120 empresas –entre ellas, la cadena de farmacias Farmacity, la prepaga OSDE, el laboratorio Roemmers y la avícola Granja Tres Arroyos- fueron allanadas por el fisco nacional por supuestas irregularidades mediante el uso de facturas apócrifas.

En la lista de firmas allanadas también figuran la multinacional fabricante de elevadores ThyssenKrupp, los bingos Adrogué y Mendoza, y la constructora Criba; las concesionarias Taraborelli, Strianese (agencia de Volkswagen), Fordcam (concesionaria especializada en camiones) y Cigliutti Guerini (vendedora oficial de Mercedes Benz).

Tras la consulta a especialistas tributarios, minutouno.com estableció cómo estas empresas podrían haber evadido impuestos, teniendo en cuenta las operatorias más comunes detectadas por la Justicia.

La AFIP investiga una supuesta evasión superior a los 20 millones de pesos (considerando $12,6 millones que tendrían que haber pagado de Ganancias y $7,6 millones, de IVA), teniendo en cuenta que el monto investigado asciende a $36 millones netos de IVA en facturas apócrifas.
El viernes último, la justicia federal allanó 117 domicilios en simultáneo en distintas localidades del país, muchos de ellos en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, en el marco de una megacausa que investiga la confección y el uso de facturas truchas con el objetivo de evadir impuestos.

La causa caratulada ”Quality Tech SRL” fue iniciada el 18 de octubre de 2012 y está a cargo del Juzgado Federal Criminal y Correccional Nº 1, Secretaria 1, de Lomas de Zamora a cargo de Alberto Patricio Santamarina.

Los operativos ordenados por el juez fueron llevados a cabo por la AFIP en los domicilios fiscales de las empresas que utilizaron las facturas apócrifas para evadir el pago de ganancias y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Abarcaron a más de 30 localidades, entre ellas Quilmes, Lanús, Llavallol, Adrogué, Burzaco, Salto, Mendoza, Neuquén, Córdoba, Misiones, Bahía Blanca y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
En ese marco, se allanaron seis viviendas particulares para demostrar la figura conocida como ”prestanombres”, es decir ciudadanos de bajos recursos económicos que suministraron sus datos para crear dichas empresas ”fantasmas”. Facturaban 36 millones de pesos pero viven en la indigencia, según el fisco nacional.

{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here