Comenzó la actividad de la comitiva argentina en el Foro de Davos con el objetivo de contrarrestar las expectativas del FMI

Al pie de los Alpes, la ciudad de Davos reúne cada año a los fanáticos del ski y de los deportes de invierno. Pero en este enclave suizo con poco más de 11.000 habitantes, cada enero el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) se instala por cinco días para reunir empresarios, presidentes y líderes mundiales entre los que se llevarán a cabo unas 400 reuniones bilaterales.
Mientras que el año pasado la presencia argentina estuvo signada por el recién asumido presidente Mauricio Macri, esta vez el mandatario decidió no asistir y envió a cuatro ministros para representarlo: Nicolás Dujovne (Hacienda), en su primer viaje internacional en el cargo; Esteban Bullrich (Educación y Deportes); Francisco Cabrera (Producción) y la canciller Susana Malcorra.
Este grupo no sólo tendrá reuniones con funcionarios de otros países, sino que también se verán con empresarios argentinos e internacionales para ir detrás de los anuncios que el Gobierno quiere: las benditas inversiones. »La idea es concretar algunas de las inversiones que se anunciaron durante los últimos meses», confiaron a fuentes oficiales.
La actividad oficial de la comitiva argentina comenzó este martes. Cabrera participó del panel »Actualización Estratégica: el Futuro de la Producción». Además, tiene previsto reuniones con muchas de las empresas con las que Macri ya se juntó el año pasado: Mitsubishi, Coca-Cola, Facebook, Dow Chemical, la consultora PWC, Nissan y Petronas están en la lista. El potencial anuncio que realicen tanto Dow como Petronas toma una nueva relevancia tras los cambios en el convenio laboral de Vaca Muerta.
Aunque algunos encuentros son compartidos, el flamante ministro de Hacienda tiene su propia agenda para los próximos cuatro días. Tendrá un encuentro bilateral con Daniel Pinto, CEO de inversiones corporativos del banco JP Morgan y con Christine Lagarde, directora Ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque ésta última el Gobierno ya anunció que será protocolar.
Luego de una frustrada »lluvia de dólares» en el segundo semestre de 2016, las inversiones que empiecen a llegar este año serán claves.
Hubo una noticia inesperada que complicó el arribo de los funcionarios al encuentro económico: el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo las expectativas sobre la Argentina en su panorama global. Si bien mantiene una proyección de crecimiento, la suba podría ser menor a la esperada.
Dujovne también mantendrá encuentros con sus pares de Perú, Italia, Sudáfrica Francia y Alemania, y el jueves 19 de enero está prevista una reunión con la reina Máxima de Holanda, quien en octubre del año pasado había visitado la Argentina para impulsar los microcréditos de la mano del entonces ministro de Finanzas y Hacienda, Alfonso Prat-Gay.
El equipo de funcionarios argentinos también están compuesto por el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, el vicepresidente segundo del organismo, Demian Reidel, y el presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet. Por su parte, el ministro  de Modernización, Innovación y Tecnología Andy Freire, representa a la ciudad de Buenos Aires.
La presencia de empresarios argentinos marca el retorno de los asiduos y la llegada de nuevos. Eduardo Elsztain (IRSA), Marcos Bulgheroni (Pan American Energy) y Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó) organizaron desayunos y cenas para que participen los ministros. Marcelo Mindlin, de Pampa Energía, también irá a Davos luego de dar un campanazo de apertura en Wall Street con el holding.
La presencia de China en Davos se hace sentir: es la primera vez que un mandatario de ese país asiste al Foro. Los encuentros con funcionarios de la segunda economía más grande del mundo estarán a cargo de Malcorra y Cabrera, tanto por las inversiones frenadas en la Argentina como por temas de política comercial, específicamente el pedido chino de que sea considerada economía de mercado.
Otro de los encuentros de los funcionarios argentinos será con representantes de de China y Alemania por la organización de la reunión anual del G-20, que se llevará a cabo en Buenos Aires en 2018. Es que China la organizó el año pasado y en 2017 es turno de los alemanes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here