El ejecutivo estadounidense evaluó los factores que afectaron al turismo en la región, pero fue optimista a futuro. ?Si bien el turismo cayó desde 2011, que fue el mejor año, lo veo bien. Uno de los cambios más grandes es que el turismo, tanto de ocio como corporativo, es más intrarregional, impulsado por Brasil e inversores latinos. El crecimiento es alentado por el aumento de la clase media, la industria y el comercio entre países de la región. Con la devaluación quizás la Argentina sea más accesible; y con la devaluación del real, irá más gente a Brasil. Años atrás, el tipo de cambio era más atractivo para visitar la Argentina; con menor inflación, no era tan cara. La caída de la actividad económica también afecta, hay menos inversiones y viajes de negocios.

?¿Qué debería hacerse para cambiar esta tendencia?

?En temas de negocios, los inversores deben sentir que es un buen entorno para invertir y pueden sacar su rendimiento. Hay que cambiar el entorno económico para que vuelva la inversión extranjera, algo que también afecta a Brasil, por las manifestaciones y la devaluación del real. Se espera además que EE.UU. suba las tasas de interés. Por eso, hoy invierten en EE.UU. y empiezan a mirar Europa, donde hay buenos precios por la crisis, costos bajos y valores por el piso. Por eso el foco se fue un poco de América latina y de los mercados emergentes.

LEÉR MÁS  La industria vitivinícola confía en recuperar mercados

?¿Brasil ya no es entonces tan atractivo para invertir?

?Es aún atractivo, pero no como hace cinco años. Hay mucha burocracia, alto costo laboral, no es fácil repatriar dinero. Con una economía que crece 4% a 6% reditúa y es interesante; pero con un 1% no es tan atractivo lidiar con esos temas.

?¿Cómo afectan las dificultades para repatriar dinero en el país?

?Afecta de modo negativo a las ganas de invertir en cualquier país. Los inversores se preguntan qué hacer con el dinero después de ganarlo. El lado positivo es que los inversores que ya están aquí tienen una barrera de entrada a la competencia. Cuando la relación entre costos en pesos y dólares se estabilice, los hoteles existentes crecerán, tendrán un mejor desempeño y menos competencia nueva. La devaluación en línea con la inflación ayuda a que la rentabilidad hotelera no sea afectada. El negocio mejorará y se crearán oportunidades para inversores locales, en un contexto rentable. Por eso la inversión de Sutton en Marriott. Si el mercado hubiese sido más favorable a inversores del exterior ese inmueble habría sido muy atractivo para extranjeros. Quienes no pueden repatriar pueden reinvertir en activos hoteleros, una buena cobertura ante la inflación. En tanto la devaluación acompañe a la inflación, la Argentina volverá a ser un destino atractivo y mejorará el negocio.

LEÉR MÁS  Qué es la Organización Mundial del Comercio, objetivos e integrantes

?¿Cómo ve a la economía?

?La Argentina es una economía diversificada, con un buen mercado doméstico, más similar a Brasil que a Chile, con agroindustria, industria y petróleo, lo cual es una ventaja. Podría ser mejor si se abriera más al comercio exterior y con el Mercosur. El petróleo y gas no convencional son una oportunidad para la Argentina, que podría ser una potencia exportadora como EE.UU. Crea empleo y genera nuevos hoteles en la zona. La Argentina podría ser más abierta; desde el punto de vista económico y turístico no tiene otro igual, tampoco Buenos Aires. En EE.UU., la mayoría de la gente no conoce mucho de América latina, pero sí de Buenos Aires; al menos de nombre, sabe algo, por la cultura, historia, comida, tango, la ven como la París de América del Sur. Y no tiene reputación de ser peligrosa como el resto de la región.

LEÉR MÁS  Alerta en la FEM por la suba en los alquileres

?¿Qué expectativas tiene sobre el turismo a cinco años?

?Seguirá el crecimiento, pero más controlado que en los últimos cinco años. Las fuerzas que lo impulsan en la región son inexorables, no pueden frenarse. La Argentina tiene todo para estar en la nueva onda de países industrializados. Con sus altas y bajas, la Argentina, Brasil, Colombia y México tienen economía de escala, mercado desarrollado y se unirán al mundo desarrollado. Frente a India o China, tienen la ventaja de una población y estructura demográfica que sirve para una economía de escala, pero con crecimiento controlado y menor cantidad de personas que sacar de la pobreza. Pero se debe controlar la inflación, es lo que más afecta a los que menos tienen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here