Las inspecciones fueron realizadas durante la jornada por los inspectores de la Secretaría de Energía de la Nación en decenas de establecimientos de distribución sobre los cuales existían indicios de que estaban incumpliendo el convenio del plan Garrafa para Todos, a partir de las inspecciones que se realizó en conjunto con la Secretaria de Comercio durante el fin de semana en puntos de venta minorista.

Los operativos permitieron clausurar dos distribuidoras de la provincia de Córdoba, una en Jujuy, una en Santa Fe, una en Paraná y otra en Tucumán, medida que tiene 24 horas de vigencia, junto con la suspensión de compensaciones por 30 días y una multa equivalente a 150 veces una tonelada de GLP, explicaron desde la Secretaría que conduce Mariana Matranga.

Tras los operativos, la Secretaría reafirmó que “no se permitirán abusos e incumplimientos por parte de ningún actor de la cadena de producción” y mediante la aplicación de las sanciones establecidas en la Ley 26.020 los inspectores procedieron a labrar las actas de clausura correspondientes.

En el caso de Jujuy, por ejemplo, la clausura recayó en la distribuidora Llamagaz SRL, ubicada en el kilómetro 7 de la ruta provincial 1, en donde los inspectores corroboraron que allí no se estaban vendiendo garrafas al público y que se les negó el acceso al depósito para comprobar su faltante.

LEÉR MÁS  Creció un 14% la superficie para producir ajo en Mendoza

El director del nuevo Programa Hogar, Nelson Sombra, quien estuvo a cargo de los operativos territoriales desarrollados en la jornada, explicó a Télam que “a pesar de que los acuerdos de Garrafa para Todos siguen vigentes hasta las 24 de este martes, la Secretaría debió salir a monitorear aquellos lugares sobre los que cabían distintos tipos de denuncias”.

    “En algunos puntos se detectaron desabastecimiento al retirar de la oferta las garrafas, en otros casos no se cumplían con los precios acordados en Garrafas para Todos, y la llegada de los inspectores permitió revertir la mayoría de esas situaciones”
    Nelson Sombra, director del Programa Hogar

“En algunos puntos se detectaron desabastecimiento al retirar de la oferta las garrafas, en otros casos no se cumplían con los precios acordados en Garrafas para Todos, y la llegada de los inspectores permitió revertir la mayoría de esas situaciones”, explicó el titular de Hogar, el programa cuya entrada en vigencia es este miércoles primero.

Sombra aseguró que mañana se repetirá el esquema de trabajo similar al de hoy por el cual se reiterarán las inspecciones a los lugares inspeccionados para que no vuelva a producirse la misma situación de incumplimientos.

LEÉR MÁS  Afirman que hay más de 2 millones de hectáreas inundadas

“Hemos registrado maniobras claras de especulación, y lamentablemente no es la primera vez que sucede en el país con políticas orientadas a otros sectores. Pero es en estas situaciones en las que se vuelve necesaria la intervención del Estado para evitar los abusos y defender derechos básicos de los habitantes de todo el país”, enfatizó el nuevo director del programa Hogar.

Para Sombra, “las reglas están claras y el programa Hogar comienza el 1 de abril y hasta el 31 de marzo a la noche se mantiene vigente Garrafa para Todos, por eso no había necesidad de modificar los precios porque el Estado respetó los beneficios oportunamente acordados para cada eslabón de la cadena del GLP”.

A partir del 1 de abril entrará en vigencia el Programa Hogar, por el cual se fijará un nuevo precio máximo a la garrafa de 10 kilos en torno a los 97 pesos, ya que se pasará a subsidiar de manera directa a los sectores de menores recursos que no tienen acceso a la red de gas y que el Gobierno, asegura, no pagarán más de 20 pesos por unidad.

Sombra precisó que los subsidios comenzarán a ser liquidados entre el 15 y el 20 de abril, y que si bien los beneficiarios tendrán que afrontar los primeros días los valores de mercado en menos de dos o tres semanas de la entrada en vigencia del programa tendrán el reembolso del Estado.

LEÉR MÁS  ¿Los “mercados emergentes” dicen “hasta acá llegamos”?

También ratificó el funcionario que el precio máximo por garrafa que fijó la Secretaría será de 97 pesos por unidad de 10 kilos, pero aclaró que el mercado va a regular el valor y el Gobierno considera que un costo de equilibrio debería rondar con adecuada rentabilidad para cada uno de los eslabones de la cadena del GLP, entre los 60 y los 70 pesos.

En tanto, el padrón de beneficiarios estará abierto hasta junio para aquellos que no hayan sido incluidos en la primera inscripción masiva realizada automáticamente a partir de la base de datos de la Anses.

Los requisitos anunciados la semana pasada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner prevé que los beneficiarios podrán ser aquellos usuarios que no tienen acceso a la red de gas y perciban hasta dos salarios mínimos o hasta tres salarios mínimos para aquellos en los que resida un familiar discapacitado o habiten en viviendas de uso social y comunitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here