El gobierno y las grandes firmas agroexportadoras llegaron ayer a un acuerdo de palabra que, de cumplirse al pie de la letra, representaría un respaldo político de peso a los intentos oficiales por recuperar divisas y recrear un escenario general de confianza en la estabilidad de la moneda. En una reunión en Casa de Gobierno, de la que participaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular del Banco Central (BCRA), Juan Carlos Fábrega, los popes de las empresas nucleadas en las cámaras exportadoras de granos CIARA y CEC se comprometieron a vender en todo el año entre U$S 27 mil millones y U$S 29 mil millones de los distintos cultivos. Si bien la cifra en dinero es relevante, esta posición ”negociadora” y de buena disposición de monopolios como Cargill, Bunge, Dreyfus y Nidera en su vínculo con el gobierno tiene aún más relevancia en un momento en el cual el Ejecutivo mide fuerzas con los productores de la Mesa de Enlace, un polo de grandes chacareros que han reconocido una especulación furibunda con los granos luego de la devaluación de la divisa operada días atrás.

LEÉR MÁS  Automotrices invertirán más de u$s90.000 millones para lanzar vehículos eléctricos

”Fue una buena reunión, hablamos de las perspectivas de la cosecha y de las exportaciones del año, que rondarán entre U$S 27 mil y 29 mil millones”, explicaron a Tiempo Argentino referentes de CIARA, que acompañaron en el encuentro a su presidente, Alberto Rodríguez. Y agregaron: ”Nos explicaron las medidas cambiarias, las cuales nosotros consideramos adecuadas para afrontar el año. El sector cree que el flujo de cosecha va a ser normal”.

Luego del encuentro, y vía Twitter, el propio Capitanich explicó que las empresas ”han interpretado que existen condiciones objetivas” para avanzar ”en forma inmediata” con la liquidación de la soja que tiene en stock el sector privado. El jefe de Gabinete puntualizó que en el transcurso de esta semana habrá otro encuentro para tener detalles finos de la liquidación y la cosecha.

Arnaldo Bocco, quien fuera director del BCRA durante siete años y que conoce al dedillo los avatares de las reservas nacionales, dijo a Tiempo que ”lo importante es que la venta sea inmediata; si eso ocurre, sería un primer paso para que las reservas vuelvan a estar por sobre los U$S 30 mil millones, que hoy es una cifra símbolo”. Obviamente, Bocco explicó que las exportaciones de granos no son ingresos netos a reservas, pero destacó el acuerdo alcanzado.

LEÉR MÁS  El dólar cotiza estable

En la otra esquina, los jefes de la Mesa de Enlace siguieron ayer en pie de guerra y blanquearon el modus operandi del acopio de granos. ”No hay ninguna confabulación, hay un ahorro en granos. Los productores van vendiendo a medida que van necesitando para pagar cosas”, admitió el titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi. En la misma línea, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Etchevehere, afirmó que la retención de granos ”es una cuestión de necesidad y responsabilidad de los productores” ante la posibilidad de perder hasta ”un 40 por ciento” de poder adquisitivo durante este año por la escalada de precios.

En la primera mañana, en su conferencia de prensa habitual en Gobierno, Capitanich había alertado sobre posibles sanciones a la especulación y luego, por redes sociales, mostró el beneficio de vender en números, al manifestar que ”el precio futuro de la soja asciende a 40 dólares menos en el futuro próximo”.

LEÉR MÁS  Antes de fin de año, China abrirá su mercado para la carne enfriada argentina

Senadora contra los monopolios

La senadora kirchnerista Silvina García Larraburu presentó ayer un proyecto para reeditar la Junta Nacional de Granos con el objetivo de regular y controlar la producción de cereales, oleaginosas y sus subproductos.

La medida fue impulsada luego de que en las últimas semanas se alertara sobre la decisión de los productores agrícolas de postergar la liquidación de las exportaciones frente a la actual situación de incertidumbre generada por los cambios en el sistema cambiario.

”Es necesario que se establezcan las reglas para equiparar el ahorro con la inversión y que así puedan beneficiarse todos los argentinos”, argumentó la legisladora del Frente para la Victoria (FPV).

En la misma línea, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, pidió ayer que se cree en un Instituto de Comercialización Agropecuaria, para controlar los abusos de los monopolios. Cabe destacar que los pequeños productores ya enviaron al gobierno proyectos similares.

Fuente: InfoNews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here