Brasil lanzó un megaplán de obras por USD 64.000 M para reactivar la economía

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dio a conocer este martes un programa de concesiones que busca atraer USD 64.000 M (198.400 millones de reales) de inversión privada para modernizar y operar carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y muelles portuarios en Brasil.

La presentación gubernamental del martes indicó que el 65% de la inversión sólo llegará en 2019, tras la finalización del segundo mandato de Rousseff. El megaplán pretende corregir anteriores errores en licitaciones de concesiones, que atrajeron poco interés por la “excesiva” intervención estatal.

Brasil ofrece mejores condiciones a los inversores esta vez, aunque la financiación a bajo costo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) se vio reducida en medio de la restricción fiscal que vive el país.

LEÉR MÁS  La inflación desacelera, pero el acumulado ya supera el 45 por ciento

Los consorcios privados serán invitados a pujar por aeropuertos en las ciudades de Fortaleza, Florianopolis, Porto Alegre y Salvador, y la participación de la agencia estatal aeroportuaria Infraero será reducida a un mínimo del 15% desde el 49% de la ronda previa, que implicó a los aeropuertos más transitados de Brasil.

Las nuevas concesiones incluyen 4.371 km de autopistas, la extensión de las líneas férreas existentes para carga y la construcción de nuevas siguiendo un modelo de acceso libre, para ayudar a las poderosas firmas agrarias de Brasil a llevar su soja y otras materias primas a los mercados.

Para descongestionar los ineficientes puertos, Brasil abrirá 29 nuevas terminales portuarias estatales a operadores privados en Santos, el mayor puerto del país, y en el estado de Pará. Una segunda ronda de subastas considerará terminales en Paranagua, Itaqui y otros puertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here