El ministro de Economía boliviano, Luis Arce, señaló que la Argentina le debe a Bolivia unos USD 300 millones por ventas de gas. En un informe de evaluación sobre la economía nacional, el funcionario boliviano advirtió que si el gobierno argentino no honra su deuda serán tomadas las acciones correspondientes.

Bolivia le vende a Argentina unos 16 millones de metros cúbicos diarios de gas. ”Tenemos un contrato firmado, si no se cumple, el Estado boliviano tiene la opción de tomar acciones”, dijo Arce.

El funcionario señaló que ”alrededor de dos facturas son las que nos deben (…) de acuerdo al contrato, si entrara un tercero más en vencimiento las facturas allí ya tendríamos que actuar mucho más contundentemente”.

A inicios de mes el presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió que el contrato de exportación de gas a Argentina sea respetado por el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

LEÉR MÁS  Empresa familiar local sale al Mercado de Capitales

”Me imagino (que el Gobierno argentino) estará calculando el hecho de que nosotros podamos cerrar válvulas, en fin, tomar algunas medidas que pueden tener un efecto mucho más grave en la economía argentina”, dijo Arce. ”Seguramente van a tomar en cuenta este retraso que seguramente es administrativo por el cambio de Gobierno”, afirmó.
El funcionario boliviano se excusó de precisar la fecha exacta del vencimiento de la tercera factura, aunque estimó que estaba dentro del período de tolerancia establecido en el contrato. Se estima que el monto adeudado asciende aproximadamente a 300 millones de dólares.

Sin embargo, el ministro boliviano trató de justificar la causa de la demora de pago argumentando que ”seguramente es administrativa, por el cambio de gobierno”.

LEÉR MÁS  Presionada, renunció directora de INDEC que medía pobreza y desocupación

Los ingresos por el gas representan la mitad de las exportaciones bolivianas

Argentina es el segundo comprador más importante de gas boliviano, después de Brasil, con 14 millones de metros cúbicos diarios y tiene vigente un contrato que podría ampliarse hasta 27 millones de metros cúbicos. Los ingresos por la venta de gas a Brasil y Argentina, representan para Bolivia casi la mitad de sus exportaciones.

Un día antes de la posesión de Macri, la petrolera boliviana (YPFB) remitió una carta a Energía Argentina (Enarsa), la encargada de la comercialización de gas natural en el vecino país, notificando sobre el adeudo. ”Hemos procedido a dar comienzo a la etapa de liquidación de las garantías contractuales por las deudas acumuladas”, advertía el documento.

LEÉR MÁS  El impuesto a las cervezas, otro golpe a las economías regionales

La relaciones de Bolivia con Argentina se enfriaron luego de la derrota electoral de Cristina Kirchner, aliada del presidente Evo Morales.

Según la agencia AFP, antes de concluir sus funciones diplomática en Bolivia, el ex embajador argentino Ariel Basteiro advirtió que la administración Macri demandaría menores volúmenes de gas, pues buscaba la opción de proveedores más baratos. Ante esa posibilidad, Evo Morales exigió el cumplimiento de los contratos pactados en 2006.

AFP indicó que Basteiro reveló además que los precios pactados entre Argentina y Bolivia por los presidentes Néstor Kirchner y Evo Morales tenían un componente político para favorecer al gobierno boliviano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here