La producción de biodiésel alcanzará al cierre de 2016 la cifra récord de 2,7 millones de toneladas, con un aumento de 50% respecto al año pasado, informó hoy la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio). 
De concretarse esta cifra, Argentina pasará al puesto número cuatro en el ránking de producción mundial de biodiésel y explicará el 9% del total global, estimado en 30 millones de toneladas. ”Las buenas exportaciones, que rondaran las 1,6 millones de toneladas, y que se haya cumplido es su gran mayoría del corte del 10% establecido en el país, ayudaron a que se duplique la producción”, explicó a Télam el director ejecutivo de la entidad, Victor Castro. 
Por su parte, el presidente de Carbio, Luis Zubizarreta, indicó que ”la fluidez del diálogo y la disposición de las carteras de Energía y Agroindustria para promover el consumo de biodiésel en áreas como transporte público de pasajeros, generación eléctrica y encauzar algunos problemas sobre transparencia de la información y protocolos de certificaciones de sustentabilidad, han contribuido decididamente para conseguir este récord de producción”. 
”Se abren buenas perspectivas para 2017 cuando esperamos afianzar estos resultados con ajustes necesarios, como la anulación de los derechos móviles a la exportación de biodiésel, para estar a la altura de los desafíos que propone el mercado mundial”, agregó. La exportación cerrará 2016 con cifras similares a 2011, las cuales rondarán las 1,6 millones de toneladas y representará un salto del 100% con respecto a los comercializado en 2015. 
Su principal comprador es Estados Unidos, destino del 90% de las exportaciones argentinas del producto, posición que obtuvo en reemplazo de la Unión Europea, que en 2012 le impusiera un arancel diferencial que restringió los envíos. Sin embargo, en 2016 la Organización Mundial de Comercio (OMC) hizo lugar,en forma definitiva, al reclamo argentino por dicha imposición, a la cual desde la entidad la consideraron como ”injusta e ilegal”. 
El último conflicto que enfrentó el sector se produjo este año cuando Perú tomó medidas símiles a las adoptadas por la Unión Europea y que le generarían a Argentina pérdidas de 147 millones de dólares en concepto de exportación.
”En 2017 continuaremos impulsando los reclamos de la Argentina contra estas medidas injustificadas para que sean prontamente resueltos en el marco de la OMC o en ámbitos bilaterales, para poder volver a exportar biodiésel a Perú,” concluyó Zubizarreta. 
LEÉR MÁS  Enargas intimó a Ecogas a presentar información sobre la facturación estimada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here