El crecimiento del área sembrada y la mejora en la rentabilidad del agro estimularon la venta de agroquímicos, sector que terminará el año con un aumento del 36,3%, mientras que el biodiesel tuvo un crecimiento interanual de 35% impulsado por las exportaciones a Estados Unidos.
De esta manera, estos dos sectores son los protagonistas del resultado positivo. En cambio, son varios los que cerrarán el año con guarismos negativos: la siderurgia terminará con una baja del 18% impactada por el contexto internacional del sector petrolero, la demora en la recuperación de la industria y la construcción; los electrodomésticos exhibirán una contracción del 11,8%, ya que las ventas continúan cayendo, mientras que el sector automotriz despedirá el año con un rojo del 11,3% en la producción ya que la mejora (en los primeros nueve meses) del 8,7% en los patentamientos no logra compensar el descenso del 27% en las exportaciones.
El agro cerrará 2016 con una caída de 10,5%, ya que el giro en la política del sector mostrará todo su impacto recién en la campaña cuya siembra acaba de iniciarse. El fuerte incremento en la siembra de trigo y maíz impulsarán el volumen de la cosecha 2016/17, compensando la caída esperada en la producción de soja.
La cosecha de los tres principales granos será entonces 9% mayor a la que fi nalizó hace unos meses. Por su parte, la construcción tendrá un mal 2016 con una baja del 8,7% debido a la demora en la puesta en marcha en la obra pública y un sector privado cuya reactivación no muestra dinamismo.
La ganadería caerá el 4% ya que su recuperación se demora por el proceso de retención de vientres y por la disminución del consumo interno. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here