Bancos avanzan con el plan para vender Visa en Argentina

Los ejecutivos de Prisma le presentaron al Gobierno detalles de la desinversión de las 14 entidades dueñas de la marca. Buscan que haya más competencia en el negocio de tarjetas de crédito.

Con una audiencia que llevó adelante el presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), Esteban Greco, el proceso de venta de Prisma Medios de Pago de parte de los bancos accionistas entró en etapa de definiciones. Esta compañía es dueña de los derechos de emisión de Visa Argentina, pero también de otros negocios como Pago Mis Cuentas, Banelco, Monedero y Todo Pago.

Esta transacción sería una de las más relevantes para el mundo financiero en los últimos años. Se estima que el precio de la venta no bajaría de los USD 1.300 millones. El año pasado el Gobierno inició una operación por abuso de posición dominante por parte de los bancos dueños de la compañía. En la audiencia, la CNDC realizó una serie de preguntas para entender cómo se procederá con la desinversión. Y quedó agendada una nueva reunión en tres semanas para seguir con el avance del proceso.

El Gobierno busca más transparencia y competencia en el negocio de tarjetas. Y también que mejoren las condiciones financieras de operar con plásticos para los comercios.
La causa iniciada en agosto de 2016 sostiene que no sólo las transacciones a través de Visa tienen una fuerte presencia en el mercado crediticio, sino que además hay una sola entidad que hoy emite el plástico. Además, los bancos accionistas son además los que luego comercializan la tarjeta y los que negocian con los retailers las condiciones de financiamiento. Entre los que en su momento presentaron pruebas alrededor de estas conductas se encuentran Mercado Libre y varias compañías de electrodomésticas que aseguran haberse visto perjudicadas en los últimos años.

LEÉR MÁS  Dólar hoy: cotiza sin cambios a $40,20 en el Nación en el arranque de otro "supermartes"

Según detallaron en Prisma, la idea es que la empresa se venda a través de un fideicomiso o trust, es decir que no se hará a través de un proceso de oferta pública. Quien tiene a su cargo la venta es Boston Consulting Group. Y se resolvió que no habrá fecha límite para definir la operación, ya que eso perjudicaría el precio de la venta. Si se pone un plazo perentorio, a medida que se acerque el mismo la compañía pasaría a tener una menor valuación por el apuro de los accionistas de desinvertir.

Por lo que trascendió, hubo varios viajes de altos ejecutivos de Prisma a Estados Unidos para hablar con potenciales compradores.

Una vez que la compañía pase a manos de un nuevo accionista, se estima que surgirán nuevos emisores de Visa Argentina. Uno de ellos –se especula- podría ser Tarjeta Naranja, pero habría jugadores internacionales interesados también en entrar al negocio. La mayor competencia que significaría la aparición de nuevos emisores bajaría los costos a futuro de operar con tarjeta de crédito, o al menos ésa es la expectativa que tienen en el Gobierno.

LEÉR MÁS  Al gobierno se le acaba el primer desembolso del FMI

Otro aspecto que ya está acordado es que el sistema de Pago Electrónico Inmediato (PEI), que actualmente Prisma administra en forma propia, pase a manos de Coelsa, la cámara por donde hoy pasa el grueso de la compensación de valores de los bancos. La aplicación Vale de Red Link ya se opera de esa manera.

Recientemente, en una negociación que involucró a bancos, tarjetas y comercios se estipuló una rebaja gradual del arancel que se cobra por cada transacción con crédito y débito. El tope era de 3% para las primeras y 1,5% para las segundas, pero ya empezó un proceso de disminución que llevará tres años.

La CNDC ya le había propuesto al Central varios aspectos que ahora son los que se están terminando de delinear con Prisma: generar competencia en el mercado de adquirencia de tarjetas, crear la figura de institución de pago, con marco regulatorio para que nuevos jugadores puedan competir, promover la adquirencia multimarca y promover medios de pago electrónicos alternativos.

Asimismo, también se hizo referencia a promover la competencia en el financiamiento para consumo y transparentar los precios de los productos y condiciones de financiamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here