Argentina tiene enormes posibilidades de generar bioeconomía

El secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Néstor Roulet, sostuvo que ”Argentina tiene enormes posibilidades de generar una bioeconomía” y que la fabricación de biomateriales ”será importante en el país dentro de 2 ó 3 años”, al inaugurar el primer seminario de Bioplásticos en Argentina, organizado por la cartera.
”Es un desafío. Argentina tiene unas posibilidades enormes por su agroecología de producir biomasa y generar una bioeconomía. Nunca se había planteado en el país la cuestión de los biomateriales. Con la capacidad de producción que tenemos de fibra celulosa y la potencialidad para transformar el almidón en bioplástico, hace que esta producción sea una alternativa valedera que va a ser importante en dentro de 2 ó 3 años”, indicó el funcionario nacional.
Los bioplásticos son materiales biodegradables, provenientes de materias primas renovables como la celulosa de las plantas, o el almidón de cultivos como el maíz y la mandioca, aunque también se desarrollaron investigaciones a base de cebada, papa y avena.
”Hoy estamos produciendo mucho almidón en nuestro interior productivo y tenemos que transformarlo, pero con la buena noticia de que Argentina va a producir más, pero cuidando el medio ambiente. Eso es fundamental”, remarcó Roulet.
”Son las cosas que el país está caminando y le está demostrando al planeta de que queremos producir más alimento, más bionenergía y bioplásticos, porque queremos potenciar la fotosíntesis actual, no la de hace 20 millones de años que está debajo de la tierra, que nos trae un problema climático enorme”, dijo Roulet en referencia a los combustibles fósiles.
”A partir de este momento yo les puedo asegurar que el Gobierno, teniendo la predisposición que hay en lo productivo, la innovación y tecnología, con gente que quiere hacer esta transformación, va trabajar en forma conjunta. Después pensaremos en una ley, veremos que participación le podemos dar al bioplástico en la industria automotriz, en las bolsas de los supermercados. Eso, algún día, vamos a proponerlo y trabajarlo”, concluyó.
Entre esos emprendimientos se encuentra Arbio Biomateriales, empresa cordobesa constituida por la unión de una empresa nacional con la china Guangdong Shangjiu y que pretende poner su fábrica en funcionamiento a finales de 2017 para la producción de biomateriales de inyección, film, termoformado y soplado a base de almidón de maíz y mandioca.
”Nosotros vamos a producir la materia prima que será enviada a los transformadores para producir el producto final y nuestro objetivo es proveer a Latinoamérica de estos materiales”, aseguró el director de la empresa que poseerá su primera planta fabril en la localidad cordobesa de Las Perdices, Manuel Verzotti.
Con una inversión de u$s 10 millones, que se llevará a cabo progresivamente en los próximos cinco años, Verzotti afirmó que ”la oportunidad se da hoy en la Argentina y éste es el momento justo: contamos con materia prima, con transferencia de conocimientos, el mercado lo requiere y el tema medioambiental se pone por adelante de todo. Estamos en el momento justo para dar el paso adelante y que Argentina puede ser la catapulta y, como industria, ser la más grande del mundo por la capacidad de materia prima que tiene”.
”Estamos montando la planta en Las Perdices y estaríamos en condiciones de producir a finales de 2017, pero queremos ayudar a que esto se haga más rápido por lo que crearíamos un cluster dentro de las empresas que son transformadoras para producir dentro de ellas. Si eso da, en marzo o abril estaríamos pudiendo empezar a producir en el país”, concluyó. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here