El pago se ejecutará con reservas de libre disponibilidad, en la medida que se cumplan los requisitos legales previstos (que sean prenda de la base monetaria e inembargables y que la operación sea de efecto monetario neutro), según el decreto 1.503 del Poder Ejecutivo, publicado en el Boletín Oficial.

La medida establece que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) transferirá al Tesoro nacional el monto previsto, y como contrapartida percibirá instrumentos de deuda consistentes en una o varias letras intransferibles en dólares.

LEÉR MÁS  ¿Los “mercados emergentes” dicen “hasta acá llegamos”?

Esos títulos se emitirán a un plazo de 10 años, con amortización íntegra al vencimiento e intereses con cancelación semestral, a una tasa igual a la que devenguen las reservas internacionales para el mismo período y hasta un máximo de la tasa Libor anual menos un punto porcentual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here