Apuestan a ganar 10% en dólares en tres meses con bonos largos hasta el 2037

Hay en espera una fuerte demanda de activos del exterior en renta fija argentina en dólares, pero de mayor plazo, especialmente el DICA y el AA37, que son los bonos más baratos

Hay en espera una fuerte demanda de activos del exterior en renta fija argentina en dólares pero de mayor plazo, especialmente el DICA y el AA37, que son los bonos más baratos, pero a su vez los más sensibles a las tasas de interés en dólares.

Es en función del comportamiento de precios en el Emerging Market Bonds, que impactará al menos por 25 días hábiles a la renta fija local. La expectativa es que nuestro país sea long duration por al menos tres meses más, con algunos momentos de stress esperados para julio, alerta un informe de research de Bull Market.

Los fondos del exterior tienen muchos bonos argentinos pero de lámina alta, como un 2026, 2021, 2019 o 2036, porque fueron colocados de manera directa a la demanda del exterior, y eso generó que la curva quedara muy cóncava. Se empinaba mucho los rendimientos de largo plazo versus los de corto plazo: las nuevas emisiones de los Bonar 25 y 37 tienen como objetivo arreglar la curva soberana local. Hoy conviene más vender un Bonar 24, Argentina Internacional 2022, y migrar a un Argentina Internacional 2027 y un Discount 2033 y buscar una ganancia de capital, más ahora que en junio paga renta el Discount 2033 y en julio paga el Argentina Internacional 2027. Son cupones muy altos para aprovechar y encima libre de riesgo cambiario.

LEÉR MÁS  Empresa mendocina que apuesta fuerte al arte

Si sale la reforma fiscal de Trump, probablemente la tasa a 10 años norteamericana se dispare y eso genere una venta en emergentes, pero si no sale la reforma fiscal es probable que el spread entre la tasa de 10 años americana y el referencia de Argentina (que es el AA26, que tiene una lámina de u$s 150.000) vea una caída récord que favorezca a nuestro país.

La TIR del 37 puede bajar hasta 100 puntos, que equivale a una ganancia de capital mayor al 10% porque se multiplica la baja de puntos por la duration modificada (un concepto vinculado al tiempo que tarda el bono en ser repagado).

El objetivo para el Discount 2033 es 6% y para el 2037 es de entre 6,25 y 6,3%. Lo interesante es que el inversor puede hacer combinaciones, de tal forma de cobrar renta cada tres meses y no cada seis, como están estructurados, al usar el DICA con el AA37 (mayor riesgo), comprando mitad de cada uno, o con el A020 y el A2E7 (de menor riesgo). Hay gente que le interesa sólo cobrar renta, y en vez de esperar seis meses puede esperar sólo tres meses combinando bonos, pero conviene hacerlo con un capital de al menos u$s 30.000.

LEÉR MÁS  Estados Unidos importará limones argentinos, a cambio le compraremos carne de cerdo

El 2033 está rindiendo 6,8% y el objetivo es que baje a 6% o menos, 5,8% como máximo, que es lo que corresponde para el actual rating de Argentina de B. El 2037 rinde más de 7% y es probable que baje hasta 6,25%. A partir de cierta cantidad de años da lo mismo el rendimiento, por lo cual la probabilidad de riesgo de default no cambia. La idea es que en los próximos tres meses la tasa converja al promedio que corresponde con la actual calificación de riesgo, o sea cobrar la renta de 4% en el caso de un 2033 que paga en junio y llevarse entre 6 y 7% de ganancia de capital.

LEÉR MÁS  La empresa Baggio se podría ir de Mendoza

No sólo se focaliza en el tramo medio y largo en dólares este potencial de demanda, sino también en la curva en pesos a tasa fija, que también forma parte de un índice emergente de deuda pública soberana pero en moneda local de JP Morgan (sin cobertura). La elección de estos bonos, para quien busque arbitrar curvas, es únicamente la ganancias de capital en pesos potencial, sobre todo el tramo medio-largo, desde un TO23 a un TO26, que podrían ver bajar sus rendimientos hasta 200 puntos, sobre todo con la expectativa de que en los próximos dos meses la inflación comience a acelerar la baja. A la entrada de dólares potenciales en búsqueda de renta fija en dólares y en pesos (perfil long duration) se suma indicadores de inflación que comenzaron a pegar la vuelta durante la segunda quincena de mayo quedando debajo del 2%, lo que pone presión en los bonos CER que ajustan capital con inflación, y creando migración dentro del mercado local de pesos de renta fija a tasa variable en pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here