La AFIP dejó sin efecto una reglamentación que impedía el ingreso de ciertas mercaderías por el paso Cristo Redentor.

Se trata de bienes que se podían importar en otros cruces internacionales pero no precisamente a través del Cristo Redentor y se trata productos como por ejemplo zapatillas y bicicletas.

Para los comerciantes la decisión puede traducirse en una disminución en sus costos, pero no dejan de asumir que puede resultar riesgoso para la industria nacional.

LEÉR MÁS  Qué es la Organización Mundial del Comercio, objetivos e integrantes

El dueño de una empresa de bicicletas Diego Vera opinó, “creo que en alguna medida es bueno por el tema de que podríamos evitar costos si quisiéramos importar directamente, en lugar de ingresar la mercadería por Buenos Aires o Salta. Hoy lo podemos traer por Chile y nos evitaríamos el flete de Buenos Aires o el norte. Pero creo que va a afectar a la fabricación nacional”.

LEÉR MÁS  La industria vitivinícola confía en recuperar mercados

El presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, por su parte, relativizó el impacto de la medida e instó a tener una mirada global de la economía.

Mario Bustos Carra señaló que “a lo mejor algunas importaciones se pueden ver favorecidas por un flete más pequeño. Creemos que no va a ser significativo y en vez de preocuparnos por la aduana nos tenemos que preocupar por la economía nacional, mejorando la economía nacional es la mejor manera de ponerle una traba a las importaciones”, justificó el funcionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here