Entre los economistas asegueran que está en juego la credibilidad de la entidad en el manejo de la inflación.

Puntos a considerar en materia económica. Desde que el Gobierno decidió subir su meta de inflación para este año del 12 al 15% anual, todas las miradas del mercado se posaron en el Banco Central (BCRA).

Según indica el diario La Nación, en medio de una ola de rumores de renuncia -desmentidos desde el Gobierno y la propia autoridad monetaria-, el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, se juega para muchos su credibilidad mañana con la definición de la tasa de política monetaria, que sirve de referencia para el resto de las tasas de interés del sistema financiero.

LEÉR MÁS  La Canasta Básica aumentó un 3% en abril

Entre los economistas hay consenso en que la entidad bajará un poco la tasa, tal cual le reclamaron desde el resto del gabinete económico cuando se decidió flexibilizar la meta de inflación.

Pero al mismo tiempo alertan que no tiene Sturzenegger demasiado margen para corregir ese indicador sin poner en riesgo el nuevo objetivo del 15% anual o provocar una nueva escalada del tipo de cambio.

LEÉR MÁS  En Argentina se necesitan $18.258 para no ser pobre

Se supone que las tasas más bajas reducen la propensión al ahorro de los actores económicos y además generan alicientes para posicionarse en dólares.

La consultora Elypsis explica que, como consecuencia del reacomodamiento de metas, también el mercado modificó al alza sus expectativas de inflación para el año en casi dos puntos.

LEÉR MÁS  Advierten que las tasas de interés "no bajarán rápidamente"

Por lo que de los tres puntos porcentuales que el Gobierno corrigió su objetivo de inflación para 2018 -del 12 al 15%-, solo logró acortar la distancia entre las expectativas del mercado y su meta en un punto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here