El aparato cuesta $ 800 y debe tener internet. Y el arancel es de 1,2%.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aconsejó a los comercios que cumplan con la obligatoriedad del uso del posnet para recibir pagos electrónicos, pero alertó a las autoridades sobre los costos que la medida entraña especialmente en los pequeños comercios de barrio.

El titular de la CAME, Fabián Tarrío, advirtió que el costo de esta metodología de cobro es alto “para un quiosco, o para un lava autos”.

“El uso del posnet es un tema que lleva a variadas y encontradas opiniones”, indicó Tarrío, y admitió que “son un millón las tarjetas de débito circulantes; la gente cobra su sueldo a través del banco y usa las tarjetas para comprar”.

“Aconsejamos a los comercios a usar el posnet -afirmó- pero también advertimos sobre los costos del sistema y cuánto sale abrir una caja de ahorro”.

“Sabemos que al principio el costo será bonificado, pero luego entrañará un gasto de $ 500 por mes. Además el costo operativo del débito lleva a un arancel del 1,2%. Todo esto conspira contra la decisión del comerciante en adoptar el cobro electrónico, pero como es obligatorio lo deberá hacer”, expresó.

La AFIP dispuso que a partir del 1 de abril los comercios deben adoptar el posnet en ciudades de más de mil habitantes, y en compras superiores a los $ 10.

El costo operativo del débito entraña un arancel de 1,2% del monto facturado; y en crédito, 2,35%.

Cabe aclarar que el costo de implementación del sistema se incluye en el crédito fiscal, y la instalación por primera vez se bonifica por dos años. El aparato de posnet cuesta $ 800, y el comercio debe contar con servicio de Internet.

No obstante, Tarrío consideró que el tema del posnet va a ser uno de los temas a tratar hoy a las 15 en una reunión con funcionarios del Ejecutivo que tendrá lugar en la Casa Rosada, bajo el nombre de Mesa Nacional del Comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here