La pequeña agricultura familiar en Argentina, motoriza a las poblaciones del interior del país.

La cartera nacional dispone de un Programa de Desarrollo de las Economías Regionales que, mediante la articulación territorial con los gobiernos provinciales y municipales, brinda financiación a programas productivos locales.

Además, Casamiquela afirmó que ”La política de incentivo de ferias en todo el país, permite que pequeños productores garanticen el abastecimiento local de alimentos frescos y que puedan vender sus productos a buen precio, sin descuidar el bolsillo de los consumidores”.

Por su parte, Cornide aseveró que se produjo una mejoría sustancial en la rentabilidad de las economías regionales a partir de la fijación del dólar en $ 8 por parte del Gobierno de la República Argentina, que brindó un respaldo a esta rama productiva, favoreciendo fundamentalmente a los pequeños y medianos productores.

Y se preguntó: “Hay un abuso en la comercialización, ya que le pagan un peso al productor y al consumidor le termina valiendo 10 pesos ¿Quién se queda con ese margen?”.

En tal sentido, el funcionario público subrayó la importancia de vigorizar la relación entre la cartera agropecuaria y la CAME, para acometer las medidas que apunten a una distribución más justa de la renta a lo largo de la cadena de valor.

Por Gustavo Romero Santos para LaEconomíaOnline

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here