Los futbolistas Leonel Vangioni y Matías Kranevitter retomaron el trabajo junto al plantel de River Plate tras superar los efectos de la agresión que sufrieron el pasado jueves durante el Superclásico ante Boca Juniors, por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Ambos futbolistas dejaron atrás el reposo de 48 horas que les había sido indicado por el cuerpo médico del plantel profesional millonario y en el que fueron sometidos a diferentes estudios de la vista.

En tanto, el mediocampista Leonardo Ponzio y el defensor Ramiro Funes Mori, los otros afectados, se presentaron en la práctica matutina que se llevó a cabo en el predio de Ezeiza pero no se entrenaron, ya que tienen que cumplir 72 horas de reposo.

A estos cuatro futbolistas le habían diagnosticado queratitis química y abrasiones de córnea producto del líquido que recibieron desde la tribuna de Boca Juniors durante el entretiempo del partido de vuelta de los octavos de final.

A su vez, el delantero Sebastián Driussi sigue internado en un clínica porteña por un síndrome meníngeo.

Según informó el club, el juvenil se mantiene ”estable” pero sigue internado ya que ”el cuadro que cursa (en evaluación) es de probable origen viral”.

En cuanto a la práctica matutina, desarrollada en el predio que posee el club en la localidad de Ezeiza, el entrenador Marcelo Gallardo diagramó trabajos físicos y ejercicios técnicos en espacios reducidos.

Tras la decisión de la Conmebol, el ‘millonario’ se prepara para recibir a el próximo jueves a Cruzeiro, de Brasil, por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Respecto del probable equipo que recibirá a los brasileños, Gallardo deberá definir los futbolistas que entrarán en lugar de los delanteros Teófilo Gutierrez (desgarro de 5 milímetros en el isquiotibial derecho) y Sebastián Driussi (síndrome meníngeo).

Así, los que cuentan con más chances de ingresar en el primer equipo ante el combinado de Belo Horizonte y ocupar los lugares de los mencionados delanteros son Fernando Cavenaghi y Lucas Boyé, quienes no estuvieron en ninguno de los dos partidos de la fase pasada ante Boca Juniors.

Por otra parte, las entradas para el partido de ida ante los brasileños se pusieron a la venta anoche en la página oficial del club, único medio por el cuál se podrán adquirir.

En otro orden, el entrenador Marcelo Gallardo dará mañana una conferencia de prensa en el predio que posee el club en Ezeiza, en la que se espera que se exprese sobre los acontecimientos ocurridos el último jueves en la Bombonera.

El plantel ‘millonario’ volverá a los trabajos mañana desde las 16 en el predio de Ezeiza, a puertas cerradas.

River Plate recibirá a Cruzeiro el próximo jueves, desde las 22, en el estadio Monumental, por el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, en tanto que el miércoles 27 del presente mes jugarán el choque de vuelta.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here