Unión venció a Vélez y es el único escolta de Boca

El Tatengue venció por 2-0 a Vélez Sarsfield en condición de visitante, resultado que lo colocó en soledad como escolta del líder, Boca Juniors, en el encuentro que cerró la octava fecha de la Superliga del fútbol argentino disputado en el barrio de Liniers.

Un Unión decidido a ser escolta del actual líder, Boca Juniors, salió a presionar a Vélez en busca de ese objetivo y ya insinuó a los 9 minutos con un cabezazo desde fuera de Franco Fragapane, abajo, que contuvo el arquero César Rigamonti, quien le sacó el puesto a Alan Aguerre.

Esta posibilidad se produjo inmediatamente después de que un tiro largo desde atrás de Fausto Grillo recayó en Maximiliano Romero, que desde la derecha remató al arco defendido por el uruguayo Matías Castro, que embolsó el balón.

Para el equipo local, el generador de las jugadas de peligro fue el esmirriado Matías Vargas, mientras que Unión generaba infracciones para las pelotas paradas ejecutadas por Diego Zabala (ex Vélez) y los disparos desde afuera de Fragapane.

Pero no solamente de la pelota parada vivía Unión, sino que también estaba mejor parado en la media cancha con Mauro Pitton como director de orquesta junto a los nombrados Zabala y Fragapane.

Así fue como el equipo de Santa Fe abrió el marcador a los 28 minutos cuando un centro de Mauro Pitton desde el medio para la derecha derivó en Soldano, quien lanzó un centro ‘muy afortunado‘ que vulneró la valla de Rigamonti.

Después, a los 35 minutos Nelson Acevedo, desde afuera del área estuvo cerca del segundo, pero su remate lo atajó el arquero velezano.

Posteriormente de contra Zabala asistió a Soldano, pero se adelantó Rigamonti para tapar, algo que repitió a los 45 ante Fragapane.

Vélez intentó llegar a la igualdad, pero le costó acercarse al arco rival, careció de profundidad y terminó la primera mitad consumido en la impotencia.

En la segunda etapa y con el resultado a favor, Unión se atrasó y dejó venir a Vélez, que no pudo aprovechar este cambio táctico del plantel visitante, que además se reencontró en la defensa con una “pared” llamada Yeimar Gómez Andrade, el impasable moreno colombiano que fue el bastión inexpugnable de los santafesinos.

Pero Vélez igual no se podía confiar, porque los contraataques de Unión eran muy peligrosos, y a los 22 minutos quedó demostrado en una jugada por la izquierda que terminó de empujar Lucas Gamba para marcar el segundo tanto para el visitante y sellar la historia anticipadamente, ya que la única chance posterior de los velezanos la tuvo Jonathan Cristaldo a los 37, pero volvió a interponerse el arquero Matías Fidel Castro.

Esta nueva derrota dejó al técnico local Omar De Felippe en la cuerda floja, aunque el próximo sábado habrá elecciones en Vélez Sarsfield y seguramente su destino estará atado a la próxima conducción del club.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here