Tremendo: Fénix y Acassuso terminaron a las piñas

 

La Copa Argentina entrega jugosos dividendos y permite pegar un salto a la fama. Es por ello, que los equipos del ascenso pelean con uñas y cuchillo entre los dientes para conseguir avanzar una ronda más. Ya que además de conseguir una buena suma de dinero para las arcas del club, los futbolistas pueden ser vistos por elencos de la clase alta, y dejar el recuerdo de alguna tapa de diario donde le ganaron a un Grande.

Esto le ocurrió la temporada pasada a Estudiantes de Caseros que bajó a River o a Tristán Suárez que hizo lo propio ante Racing. Pero la temporada pasada ya quedó en el pasado dándole paso a la versión 2014. Hasta el momento ningún tapado se devoró a un gigante ya que aún los elencos más poderos de Argentina no debutaron. Pero si dejó una huella que será recordada por un largo tiempo.

Acassuso se llevó la victoria por 3 a 1 en su visita a Fénix. Pero en una jugada caliente la hecatombe se desató y por algunos minutos el deporte más seguido del mundo, el fútbol, mutó, dejando que el verde césped se sienta extraño al convertirse en un verdadero ring de boxeo.

Sobre el final del encuentro, tras una falta de Mariano Puch, futbolista del elenco que ofrecía su casa para el evento deportivo, sobre Julián Giménez, derivó en una lucha en la que volaron piñas de los jugadores y hasta de los entrenadores.

Una vez que llegó la calma, el árbitro expulsó a cuatro jugadores y tras algunos minutos el encuentro pudo finalizar… con normalidad.

Fuente: El Grafico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here