El vicepresidente de San Lorenzo habló sobre la resolución de la primera Asamblea que realizó la Superliga

Tras las elecciones que coronaron a Claudio Tapia como presidente de la AFA, la Superliga realizó por primera vez una asamblea extraordinaria en el edificio de la calle Viamonte 1366 para empezar a definir los detalles del ente que organizará todo lo referido al torneo de Primera División.

Marcelo Tinelli es el dirigente designado para coordinar el armado de las diferentes comisiones que tendrá la Superliga, y es también el directivo que se encamina para ser elegido presidente en las elecciones que se desarrollarían, a priori, antes de fines de abril.

El vicepresidente de San Lorenzo informó ante los medios que la asamblea aprobó por unanimidad –tuvo 29 asistentes sobre 30 posibles– la cesión de los derechos de televisación y también dejó en claro cuál será definitivamente la fecha de inicio: “La Superliga va a arrancar en el próximo campeonato, en agosto”.

Si bien todavía no hay un acuerdo definitivo y hay rumores de que podría ser un torneo corto, Tinelli advirtió que en principio se desarrollará de agosto a mayo, teniendo en cuenta que luego se celebrará el Mundial de Rusia 2018.

Los dirigentes, tras ceder los derechos televisivos, se abocarán a conseguir ingresos a partir de otros aspectos: naming, derechos de imagen y marketing comercial, entre otros ítems.

Aunque lo prioritario estará enfocado en reformar el Estatuto –en el inicial estaba incluida la B Nacional, pero finalmente quedará en la esfera de AFA– y en pergeñar el convenio de coordinación con la AFA.

Hoy por hoy, el secretario de selecciones nacionales representa a los clubes de Primera como coordinador, aunque hay un fuerte impulso para que a fines de abril se transforme en el presidente electo en una lista única, tal cual ocurrió en AFA con Tapia. “Agradecerle a todos los dirigentes que sugirieron eso en algún momento. Esperemos las elecciones, pero sería un honor para mí”, aceptó Marcelo.

La Superliga hará una diferencia esencial en puntos como la “distribución de dinero y un fair play financiero bastante fuerte”, según el dirigente. Aunque con la idea de exportar el fútbol a otros países, habrá también modificaciones en el horario de los partidos al momento de realizar el cronograma de las fechas.

“La Superliga es un producto en sí muy importante, de exportación. Imagino al fútbol argentino en todo el mundo, no sólo para el consumo local. Vamos a tener que trabajar mucho en el proceso de comercialización”, explicó el hombre de San Lorenzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here