Tigre y Argentinos Juniors, dos equipos que pugnan por escaparle a la zona baja de los promedios, empataron sin goles, en discreto partido por la cuarta fecha del torneo Final 2014.

El estadio José Dellagiovanna de la localidad de Victoria fue testigo de unos 90 minutos en los que predominaron la lucha, las fricciones e imprecisiones.

Dentro de ese panorama, Tigre, que sigue invicto en el torneo con 6 puntos, mostró una cara más incisiva, aunque lejos estuvo de diseñar un dominio claro.

Argentinos, con 4 unidades, cortó una racha de dos derrotas en fila, pero sigue en la última posición de la tabla de promedios, con un coeficiente de 1,161.

En la próxima jornada, el ‘Matador’ de Victoria visitará el domingo a las 17.00 al colista Quilmes, mientras que los dirigidos por Claudio Borghi recibirán el sábado (18.15) a Arsenal, en el estadio Diego Maradona.

LEÉR MÁS  La confesión del Morro: "Godoy Cruz es mi lugar en el mundo"

Los primeros 45 minutos se caracterizaron por la lucha y presión en la mitad de la cancha. El conjunto local tomó la iniciativa y tuvo mayor tiempo el balón. Pero no siempre la manejó con criterio.

Tigre se encendió cuando Matías Pérez García se hizo de la pelota y asumió el rol de conductor. El salteño, ex All Boys, metió un centro para la cabeza de Ariel Nahuelpán (13m.) y el envío del ex Nueva Chicago salió por encima del travesaño.

Y luego, el ’10’ del conjunto local elaboró una buena maniobra individual, se sacó un rival de encima y remató al costado del palo izquierdo de Nereo Fernández, cuando el propio Nahuelpán era derribado en el área por un defensor del ‘Bicho’. Un penal que el árbitro Federico Beligoy no divisó.

LEÉR MÁS  Triunfos de Schwartzman y Mayer

Argentinos tuvo pocos momentos de inspiración, de mitad de cancha hacia adelante. La brújula la llevó Leonardo Pisculichi, quien tuvo la misión de erigirse en nexo entre volantes y delanteros. Aunque ubicarse cara a cara con el arquero Javier García pareció ‘misión imposible’ para los de Borghi.

El segundo período entregó una cara más lánguida que el primero. Tigre fue, decididamente, el conjunto que jugó en territorio adversario.

El ingreso de Gabriel Peñalba le dio algo más de fútbol al ‘Matador’, que buscó aprovechar las subidas de Lucas Wilchez y Erik Godoy. Además, el despliegue del joven mediocampista Joaquín Arzura generaba sorpresa en una defensa visitante que, a veces, debió recurrir al juego brusco.

LEÉR MÁS  Sampaoli se reunió en Liverpool con el defensor Funes Mori

A medida que los minutos fueron pasando, Argentinos se fue enamorando del empate. El técnico Borghi buscó mayor frescura con el ingreso de Facundo Coria y el enlace estuvo cerca en un remate desde fuera del área.

Pero fue Tigre, y sobre todo en los 10 minutos finales, el que exigió y buscó el desnivel. A los 38m., un tiro libre de Pérez García pasó al lado del palo izquierdo; a los 42m. un centro de Wilchez desde la izquierda encontró la cabeza de Nahuelpán y el balón salió apenas arriba.

Y sobre el cierre, a los 45m., en una contra bien encabezada por Wilchez, el balón derivó hacia la derecha para la llegada de Godoy y el defensor, de buena tarea, disparó fuerte, junto al palo de Nereo Fernández.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here