Las nueve presentaciones sin victorias en el campeonato local no solamente inquietan a los hinchas de Boca, sino que algo similar sucede con los dirigentes, que invirtieron grandes sumas de dinero, ”repatriaron” a Carlos Bianchi y aprobaron la vuelta de Juan Román Riquelme para poner al club en lo más alto. Al respecto opinó César Martucci, quien admitió su preocupación por los resultados adversos, en diálogo con Un Buen Momento de Radio La Red.

El ”Xeneize” está a un partido más de igualar su peor racha histórica sin triunfos (fueron 10 en 1957) y, antes de visitar a Estudiantes el sábado desde las 16.10, el secretario general se animó a manifestar que ”¡tenemos 9 puntos, cómo no me va a preocupar! Si no me preocupara, viviría en la Estratósfera… Con el plantel y el entrenador que tenemos, éste no era el rendimiento esperado, está claro”.

LEÉR MÁS  La última función de Pablo Aimar

Igualmente, el representante de la cúpula dirigencial explicó que todavía es optimista para evidenciar una levantada porque ”a Bianchi lo veo con fuerza y con el mismo entusiasmo para revertir la situación. Pero va a tener que agudizar el ingenio para lograrlo, aunque él es el más interesado es cambiar esta realidad”.

Por otro lado, Martucci minimizó la gran cantidad de lesiones que azotaron al plantel durante el semestre y solamente dijo que ”se dan por circunstancias del juego”. Pero mostró su mayor confianza cuando fue consultado por lo que viene en la Copa Libertadores: ”Hay una predisposición distinta para el mano a mano. Yo soy sincero y hubiera preferido otro rival para esta instancia, pero también es cierto que vamos a salir muy fortalecidos si avanzamos de ronda”.

LEÉR MÁS  En La Feliz, River fue más y se quedó con el primer superclásico del 2018

En tanto, el directivo se refirió a los incidentes que se desataron a la salida del estadio entre los plateístas y la Policía Federal una vez finalizado el duelo ante Belgrano, catalogando el operativo como poco adecuado y descartando el rumor de un Superclásico a puertas cerradas. ”Privar a los simpatizantes de ir a un Boca-River sería sacarle un elemento de orgullo nacional, sería un disparate y no creo que tomen tamaña medida. El tema es que la gente se va a tener que acostumbrar, esperemos que sea lo menos traumático posible”, anunció.

LEÉR MÁS  River se quedó con el primer superclásico del año frente a Boca en Mar del Plata

Para finalizar, destacó que el club tendrá 2.000 localidades cuando visite al ”Timao” en Brasil y que las mismas serán puestas a la venta por el sistema de ranking. Además, adelantó que ”se va a extender el contrato de Juan Sánchez Miño, ya que entre hoy y mañana se va a firmar. Se están definiendo los últimos criterios y también va a entrar en la lista de la Copa Libertadores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here