Tapia demostró que a todo lo malo todavía lo puede hacer peor

Nada iba a tapar la hipocresía, los manoseos y la falta de sentido común que venían dominando el final del ciclo de Edgardo Bauza en la Selección. Sin embargo, ¿la nueva AFA? demostró que todo lo malo todavía lo puede hacer peor. Entonces, para cerrar la historia, montó una conferencia de prensa patética, compartida por el presidente Claudio Tapia, por el secretario de selecciones Marcelo Tinelli y ¡¡¡por el hombre al que echaron!!! ¿Para qué citaron a los medios en el complejo de Ezeiza? ¿Para hacerlos esperar una hora y media? ¿Para no explicar por qué despidieron al Patón? ¿Para no contar cuáles son los candidatos a sucederlo? ¿Para no especificar por qué impulsan a dos técnicos con perfiles opuestos? ¿Para no blanquear qué idea pretenden para la Selección que se viene?

Nadie cree el pacto de paz que intentaron vender con esa puesta en escena. Sólo se explica por la lamentable fuerza del dinero. De otro modo, no encontraría ninguna razón Bauza para aceptar ser parte de ese show de cuarta pensado sólo para limpiar la imagen de Tapia, ese hombre que le planteó un juego de doble cara permanente para erosionarlo hasta bajarlo de su cargo.

LEÉR MÁS  Boca aplastó a Gimnasia y Tiro y jugará en Mendoza

Tan grande fue el papelón que obliga a un repaso de lo ocurrido antes, dividido en cinco mini capítulos:

# 1) El día después de la derrota en Bolivia, el 29 de marzo, apenas asumía en la AFA, declaraba Tapia que iban a revisar todos los contratos en Viamonte 1366, pero a la vez decía que el técnico de la Selección era Bauza y había que respetar lo firmado.

#2) A medida que se profundizaban los rumores, Tapia los eludía, pero postergaba el cara a cara con Bauza y permitía que su entorno lo diera como echado.

# 3) Después de la reunión con el Patón en la que también participó Tinelli, realizada el jueves 6 de abril, Tapia manifestaba sin inmutarse: “¿Quién dijo que Bauza se iba?”. Además, puntualizaba que le había dejado “una buena impresión”, anunciaba un nuevo encuentro para ayer y, al preguntarle quién sería el entrenador con Uruguay, devolvía: “Bauza es el técnico de la Selección. ¿Quién va a dirigir?”. A la vez, sus operadores políticos lo seguían despidiendo.

LEÉR MÁS  El Real Madrid venció al Barcelona

# 4) En la madrugada del viernes, trascendía un audio de whatsapp en el que Tapia calificaba a Bauza como “boludo” y dejaba en claro que no lo quería más en la Selección. El operativo desgaste llegaba a su punto máximo, tanto que Chiqui nunca se preocupó en aclarar esa bajeza.

# 5) “Le informamos a Bauza que no es más el técnico de la Selección”, informó Tapia el lunes en la puerta de la AFA. Se lo había comunicado vía Gustavo Lescovich (representante del técnico), con quien acababa de reunirse para rescindir el contrato.

En su primer o segundo día como presidente de la AFA y advirtiendo los rumores, ¿para Tapia no era más simple y honesto sentarse frente a frente con Bauza, comunicarle que no lo quería y plantearle una salida consensuada, prolija y rápida, vacía de manoseos?

LEÉR MÁS  Bolt se lesionó y no pudo terminar su última carrera

No vale como descargo en la demora de la decisión alegar dudas. Si Chi qui las tenía, ¿por qué no dejó que resolviera Tinelli, quien más conoce al Patón? ¿O Tapia se dejó manejar desde las sombras por Daniel Angelici, el vicepresidente 1°, el hombre que parece encerrar hoy el poder real?

Además del maltrato que le propinó a un hombre noble y querible como Bauza, sembró Tapia un mensaje peligroso a futuro. Su primera decisión fuerte fue despedir al DT de la Selección. Siguiendo esa línea marcada por la máxima referencia dirigencial del fútbol en este país, los dirigentes de los clubes continuarán echando técnicos con total liviandad.

Resultan preocupantes los primeros pasos de Tapia como presidente de la AFA. Demostró que a todo lo malo todavía lo puedo hacer peor. Así, la renovación que necesita el fútbol argentino nunca llegará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here