”Me siento feliz de volver a la Argentina. Tenía muchas ganas de visitar Buenos Aires una vez más y espero que la gente disfrute del partido”, comentó la notable tenista de 33 años en la rueda de prensa que ofreció a los medios en el Pilará Tennis Club, donde el sábado y domingo se jugará la serie del Grupo Mundail II.

Serena, considerada como una de las mejores tenistas de todos los tiempos, conquistó 65 títulos de la WTA, 19 de ellos de Grand Slam, el último el sábado pasado en Melbourne, donde ganó el abierto australiano tras vencer en la final a la rusa María Sharapova.

Su porte de campeona, el ‘glamour’ que destila en cada paso, en cada uno de sus movimientos, no pasó inadvertido en Pilar, que albergó una importante cantidad de público únicamente para verla entrenar y motivó a instalar unas tribunas tubulares que aumentarán la capacidad del estadio de 500 a 2.500 personas.

”Atravieso una etapa de mi vida en la que disfruto mucho el tenis, los viajes y la competencia. Representar a mi país significa mayor compromiso, ya que no juego para mí”, analizó la menor de las hermanas Williams, quien acaparó la atención de todos los medios y dejó en un segundo plano al resto del equipo estadounidense.

Serena se mostró de muy buen humor e intercambió miradas cómplices con su hermana Venus, con quien ya estuvo en la Argentina, a fines de noviembre de 2013, cuando ambas brindaron una exhibición en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

La líder del ranking mundial estuvo acompañada por las otras tres integrantes del poderoso equipo norteamericano, su hermana Venus (11), Coco Vandeweghe (32) y Taylor Townsend (96), más la capitana Mary Joe Fernández, una ex tenista contemporánea de la argentina Gabriela Sabatini en las décadas de 1980 y 1990.

El equipo estadounidense, amplio favortio en la eliminatoria ante las argentinas, trajo como cartas fuertes a las Williams y se dio el lujo de cambiar esta semana a dos jugadoras, ya que Vandeweghe y Townsend reemplazaron a las lesionadas Varvara Lepchenko (29) y Madisoy Keys (20), esta última semifinalista en Australia.

Con la imponente Serena y su hermana Venus, Estados Unidos pretende regresar al Grupo Mundial este año en el que muestra un gran crecimiento en su tenis femenino, con 13 jugadores entre las primeras 100 del ranking mundial (Argentina no tiene ninguna) y 7 entre las 50 mejores.

”La Copa Federación es una competencia donde no influye tanto el ranking como en el circuito. Tomamos este partido con seriedad, de hecho estoy tratando de adaptarme rápido al polvo de ladrillo, luego de haber jugado sobre superficies duras desde que comenzó el año”, concluyó Serena, con una humildad que intentó minimizar las enormes diferencias que existen con el equipo argentino.

Argentina, en tanto, entrena duro desde el lunes último con la intención de hacer un papel digno en su propia casa ante un rival de una jerarquía superior.

El equipo ‘albiceleste’ capitaneado por María José Gaidano practicó en doble turno con las tenistas Paula Ormaechea (121), María Yrigoyen (197), Nadia Podoroska (386), Tatiana Búa (546) y la colaboradora Guadalupe Pérez Rojas (529).

El ganador de la serie entre argentinas y norteamericanas jugará una eliminatoria por el ascenso con uno de los paí¬ses perdedores de los partidos de la primera ronda del Grupo Mundial que también se jugarán este fin de semana.

En cuanto a las actividades, según informó la oficina de prensa de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), el sorteo de la serie se llevará a cabo mañana a las 11 en la Municipalidad de Pilar y allí quedará determinado el orden de juego de los partidos.

El sábado a partir de las 11 habrá dos partidos de singles y el domingo otros dos, más el de dobles.

El sistema, similar al de la Copa Davis, prevee que el sábado jugarán las número uno de cada un país contra la dos del otro, mientras que el domingo estarán cara a cara las mejores raquetas de cada equipo en primer término, y luego completarán las otras, para cerrar con el dobles.

Argentina pondrá en la cancha a Ormaechea e Irigoyen como singlistas y esta última junto a Búa para el dobles, mientras que las estadounidenses no anunciaron aún quienes jugarán, aunque disponen de todo tipo de variantes que develarán mañana en el momento del sorteo.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here